Pederasta alemán detenido en España

11 de mayo de 2011 13:36

Un ciudadano alemán detenido en la ciudad española de Palma de Mallorca (Islas Baleares), que ya había sido investigado hace dos años por pederastia, puso en Internet un vídeo en el que facilitaba un correo electrónico para contactar con los pederastas interesados en abusar de los niños.

Así lo explicó hoy en una rueda de prensa el miembro de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Luis Pascual, quien dirigió el grupo de agentes que detuvieron el 20 de abril pasado al alemán H.J., de 32 años, uno de los pederastas más peligrosos detenidos en los últimos años en España.

Los agentes pudieron localizar el colegio de los niños e interrogaron a la madre, quien tras ver las imágenes identificó al autor de las agresiones y al menos a tres niños: sus dos hijos y una niña, hija de una pareja posterior de su ex marido.

La Policía de España informó hoy de que la investigación se inició hace un mes cuando la Embajada alemana alertó de la existencia en Internet de un vídeo en el que varios niños eran agredidos por un adulto y obligados a mantener relaciones sexuales entre ellos.

Pascual explicó que el presunto pederasta fue detenido el día que comenzaban las vacaciones de Semana santa, justo cuando el ciudadano alemán iba a recoger los niños en su colegio.

Los niños han reconocido que sufrieron abusos continuados al menos desde 2008, cuando se grabó el vídeo colgado en Internet.

Según la Policía, las madres de los pequeños no sospechaban nada, y tanto ellas como los menores están recibiendo ya atención sicológica especializada.

Los niños, que ahora tienen entre seis y doce años, nunca habían hablado entre ellos de lo que les hacía su padre o padrastro, ni tampoco se lo habían contado a sus madres.

El hombre solía escoger para cada una de las escenas de pornografía infantil a hijos de sus distintas parejas para limitar la posibilidad de que lo confesaran a sus respectivas madres.

Durante la investigación la Policía supo que el pederasta había abierto un perfil en una red social a nombre de su hijo mayor, con la intención de contactar con otros menores.

El hombre también se ofrecía como donante de semen, aunque la Policía no logró ponerse en contacto con él por esta vía, y además contaba con antecedentes por fraude en Alemania, actividad que al parecer mantenía ahora en España.

En el registro de su domicilio, los agentes se incautaron de un computador y ocho discos duros que serán examinados por los investigadores en busca de posibles pruebas adicionales.

Contenido externo patrocinado