El Papa asegura que la Iglesia no encubrirá a los pederastas

- 21 de diciembre de 2018 - 18:30
El papa Francisco con un grupo de niños durante la audiencia general de los miércoles en el Aula Pablo VI del Vaticano. El Pontífice se pronunció sobra la protección de los menores.
Foto: EFE

Francisco afirma que llevará ante la justicia a los religiosos que cometieron crímenes de abusos sexuales contra menores de edad. Hay investigaciones en EE.UU., Francia, Chile y Australia.

El papa Francisco, que cierra el año empañado por el alud de revelaciones sobre los crímenes sexuales del clero, prometió este viernes 20 de diciembre no dejar impunes tales “abominaciones” dentro de la Iglesia.

“Está claro que, ante estas abominaciones, la Iglesia no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crímenes”, insistió el Pontífice argentino, sin precisar si se refería al sistema judicial interno en la Iglesia Católica (regido por el “derecho canónico”) o a la justicia civil de cada país.

En el derecho de la Iglesia, los sacerdotes no están obligados actualmente a denunciar los crímenes a la justicia civil, salvo si la legislación de su país lo exige.

Anteriormente, muchos curas sospechosos de pederastia fueron discretamente trasladados a otras diócesis por su jerarquía, beneficiándose de la arraigada tradición de la Iglesia de mantener en silencio estas acusaciones.

Ante la máxima jerarquía de la Iglesia Católica, Francisco reconoció que en el pasado, “por ligereza, por incredulidad, por falta de preparación, por inexperiencia o por superficialidad espiritual y humana, han tratado muchos casos sin la debida seriedad y rapidez”.

El Papa aprovechó su discurso navideño para lanzar un mensaje a los pedófilos y pederastas que actúan dentro de la Iglesia: “Convertíos y entregaos a la justicia humana, y preparaos a la justicia divina”.

“No temen a Dios”

Juicios e investigaciones en Estados Unidos, Francia, Chile y Australia hundieron este año a la Iglesia Católica en una crisis de credibilidad histórica. Al mismo tiempo  aumentan las denuncias de las víctimas de agresiones sexuales.

El Papa convocó en el Vaticano para finales de febrero próximo, a los presidentes de las conferencias episcopales del mundo para una cumbre sobre la “protección de los menores”.

Para prepararse, los participantes tendrán que reunirse con víctimas de agresiones sexuales cometidas por miembros del clero en sus respectivos países.

“La Iglesia nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso”, prometió Francisco ante los más altos prelados de la Curia Romana, el gobierno del Vaticano.

El Papa argentino, que suele hablar con firmeza a la curia en su mensaje de final de año, tuvo palabras especialmente duras contra los “hombres consagrados, que abusan de los débiles, valiéndose de su poder moral y de la persuasión”.

“Cometen abominaciones y siguen ejerciendo su ministerio como si nada hubiera sucedido; no temen a Dios ni a su juicio, solo temen ser descubiertos y desenmascarados”, denunció el Pontífice. “Desgarran el cuerpo de la Iglesia”, aseveró.

Detrás de una apariencia de “gran amabilidad” y de “rostro angelical”, algunos hombres de la Iglesia “ocultan descaradamente un lobo atroz listo para devorar a las almas inocentes”, deploró.

Reconoció que la “barca de la Iglesia” atravesó en 2018 “momentos difíciles”, “golpeada por tormentas y huracanes”, por lo que algunos fieles la abandonaron. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: