El Papa obliga al clero a reportar todos los abusos sexuales

- 09 de mayo de 2019 - 09:15
El documento firmado por el Sumo Pontífice obliga a informar de todas las situaciones en las que "se obligue a alguien, con violencia o amenaza o mediante abuso de autoridad, a realizar o sufrir actos sexuales".
Foto: Archivo

A través de una Carta Apostólica publicada este jueves 9 de mayo del 2019, bajo el título Vos estis lux mundi (Vosotros sois la luz del mundo), el papa Francisco decretó normas más estrictas que obligan a los sacerdotes y religiosos a señalar cualquier sospecha de acoso o agresión sexual

El documento- que entrará en vigor el próximo 1 de junio- define con claridad el objeto de esta nueva normativa, obligando a informar de todas las situaciones en las que se "obliga a alguien, con violencia o amenaza o mediante abuso de autoridad, a realizar o sufrir actos sexuales".

La norma se refiere igualmente a los "actos sexuales con un menor o con una persona vulnerable", así como a "producir, exhibir, poseer o distribuir, incluso por vía telemática, material pornográfico infantil".

Por otro lado, regula los encubrimientos de las denuncias, es decir, las "acciones u omisiones dirigidas a interferir o eludir investigaciones civiles o investigaciones canónicas, administrativas o penales, contra un clérigo o un religioso" con respecto a delitos señalados anteriormente.

El Sumo Pontífice también exige la creación de un sistema accesible a cualquier persona que quiera realizar una denuncia en este sentido, y que sea capaz de proporcionar protección y asistencia a los denunciantes.

Las medidas forman parte de una ley eclesiástica de "propuestas concretas", que se propone la erradicación de los casos de abuso sexual en el seno de la Iglesia católica.

La iniciativa se produce tras una histórica cumbre sobre el asunto celebrada en febrero pasado con los representantes de todas las Conferencias episcopales, y se enmarca en el cumplimiento de una promesa articulada por el papa Francisco a finales del 2018, recoge la agencia RT

Según explicó el director editorial del Dicasterio para la Comunicación, Andrea Tornielle, el Papa quiere con estas normas "que las personas que han sufrido abusos puedan recurrir a la Iglesia local con la seguridad de que serán bien recibidas, que estarán protegidas de las represalias y que sus informes serán tratados con la máxima seriedad". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: