El papa Juan Pablo I será beatificado

El Vaticano reconoció un milagro realizado, en su corto periodo papal.
13 de octubre de 2021 10:31

Juan Pablo I, Albino Luciani,  fue Papa de la Iglesia Católica entre el 26 de agosto al 28 de septiembre de 1978, un corto mandato de 33 días. En ese lapso, la Santa Sede reconoció un milagro del Papa en el caso de una niña argentina en estado vegetativo y sin esperanzas de sobrevivir, pero que se curó de forma inexplicable tras el rezo de su madre al Papa.

La Iglesia Católica anunció la beatificación del Papa, aunque por el momento no hay fecha para que inicie este proceso. Lo que se conoce es que será oficiada por el sumo pontífice Francisco.

En 2003 inició su camino a la santidad, cuando  su sucesor, Juan Pablo II lo declaró Siervo de Dios, en 2017 el Papa Francisco lo proclamó Venerable. Ahora va en camino a ser Beato.

¿Qué es ser beato y cómo se consigue?

Según la RAE, la beatificación es ¨declarar que un difunto, cuyas virtudes han sido previamente certificadas, puede ser honrado con culto¨. Para la Iglesia Católica, un beato debe haber sido una persona que realizó milagros comprobados.

Es un proceso largo y riguroso que puede tardar varias décadas o inclusive siglos. Para ser candidato una persona debe haber tenido una vida con fama de santidad y que tras su muerte continúe siendo una figura destacable. El proceso inicia con una investigación hacia los testigos tanto a favor o en contra, tras esto el Papa da un decreto para convertirlo en 'Venerable'.

Tras esto, Roma realiza investigaciones más excautivas para confirmar el milagro efectuado y que este sea científicamente inexplicable y permanente. A continuación los obispos y cardenales deben dar un visto bueno para que sea considerado Beato.

Después de esto podrá ascender a Santo, si se comprueba otro milagro.

¿Quién fue Juan Pablo I?

Albino Luciani nació el 17 de octubre de 1912 en  una localidad al norte de Italia llamada Forno di Canale. Pasó una infancia en condiciones de pobreza y hambre, a los 12 años ingresó al seminario. En 1937 se convirtió sacerdote. Obtuvo un doctorado teología y en su vida destacó en su ayuda a los más necesitados. Así  ascendió peldaños en la  jerarquía de la iglesia. Fue obispo, Patriarca de Venecia y cardenal. Tras la muerte de Paulo VI, a los 66 años Luciani asumió como papa en  1978 con el nombre de Juan Pablo I.

Su papado solo duró 33 días, no llegó a dejar un legado eclesiástico, pero sus acciones fueron símbolos por un intento de abandonar los lujos del  Vaticano. En su corto papado salieron a la luz que las finanzas de la Iglesia se encontraban comprometidas. En el periodo de su antecesor se habían hecho varios negocios ilegales por lo que  Juan Pablo I estaba preparando una serie de cambios para terminar la corrupción.

Su muerte está llena de inquietudes y teorías conspirativas, según la versión oficial del Vaticano indicó que falleció de un ataque cardiaco en la madrugada del 28 de septiembre de 1978. Pero su muerte  es fuente  de sospechas y teorías conspirativas que sostienen que había sido asesinado, por el contexto que pasaba en ese momento.

Contenido externo patrocinado