Pánico en Japón por nuevo terremoto de 7,4 grados

08 de abril de 2011 - 00:00

Un terremoto de 7,4 grados en la escala Richter afectó ayer a la costa noreste de Japón, la misma zona afectadas por el seísmo del 11 de marzo, y provocó  alerta de tsunami.

El temblor se produjo a las 23.34, hora local (14.34 GMT), y el epicentro se localizó a 40 kilómetros de profundidad frente a la costa de la provincia de Miyagi, la más afectada por el terremoto de 9 grados de hace casi un mes.
El temblor pudo sentirse con mucha claridad en Tokio y se registró en Miyagi con grado 6 dentro de la escala de 7 japonesa, que se centra en el alcance más que en la intensidad.

La alerta de tsunami por olas de hasta dos metros afectó a la provincia de Miyagi, mientras que en Fukushima, Iwate, Aomori e Ibaraki se avisó de olas de hasta medio metro. La Agencia Meteorológica  levantó la alerta de tsunami en todas las provincias del noreste del país.

Pese a la retirada de la alerta, el organismo recomendó a los residentes que eviten acercarse a las zonas costeras.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón dijo que no se ha informado de daños en la central nuclear de Fukushima Daiichi, cuyos reactores se encuentran seriamente dañados y emiten radiación después del seísmo del 11 de marzo.
Asimismo, tampoco se detectaron datos anormales en la planta de Fukushima Daini que se encuentra en la costa este de Japón y a unos pocos kilómetros al sur de Daiichi.

La Agencia indicó que no se han detectado niveles anormales de radiactividad en las centrales de Fukushima Daiichi, Fukushima Daini y Onagawa, esta última ubicada en la provincia de Miyagi y muy próxima al epicentro del terremoto.

La televisión pública japonesa NHK informó  que no hay heridos en la central nuclear de Fukushima Daiichi, cuyo operarios continuaban sus trabajos para inyectar refrigerante a los reactores poco después del temblor.

En el momento del seísmo se encontraban dos personas en las salas de control de los reactores 1 y 2 de la planta de Fukushima Daiichi y otras siete en la zona de toma de agua, aunque todas se trasladaron a otro edificio y ninguna resultó herida, según NHK. El temblor causó apagones en las provincias de Miyagi e Iwate, además  en varias zonas de Yamagata, Aomori y Akita.

La Policía de Miyagi informó que como medida de precaución ha cerrado todas las autopistas que transitan por la provincia, según indicó la agencia local Kyodo.

Por otra parte, el Gobierno japonés pidió  a los medios extranjeros que eviten el sensacionalismo a la hora de informar sobre el accidente nuclear de la planta de Fukushima, alegando que algunas noticias se han basado en datos incorrectos.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Japón, Chiaki Takahashi, dijo que algunas noticias en la prensa internacional sobre la crisis de Fukushima han sido "excesivas" y por ello las misiones diplomáticas de Japón han pedido a las compañías responsables que las corrijan y sean más rigurosos. Según Takahashi, algunos medios y tabloides se han centrado en el peligro que supone la radiación que emana de la central nuclear utilizando proyecciones "exageradas".

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP