Países enfrentan dificultades al dejar cuarentena

China, España, Italia relajaron restricciones impuestas para frenar la pandemia del covid-19. Los trabajadores volvían al trabajo con miedo de salir y ser infectados.
19 de abril de 2020 00:00

Mientras diferentes países estudiaban cómo reactivar sus economías paralizadas por el virus, las primeras experiencias en China y partes de Europa indican que no será tarea fácil.

Los trabajadores que volvían esta semana a sus labores tenían miedo de gastar demasiado o de salir. Los clientes se mantenían alejados de las pocas tiendas que reabrían. Las mascarillas y las medidas de distanciamiento social seguían presentes. Y había un temor generalizado a que el coronavirus pudiera volver si las cuarentenas que pretendían frenarlo se suavizaban demasiado pronto.

Aun así, los gobiernos estaban ansiosos por reabrir fábricas, escuelas y comercios y reparar el daño económico de la pandemia que hasta ahora se cobró más de 150.000 vidas, de las más de dos millones de personas infectadas.

En algunas ciudades chinas, como en Wuhan, epicentro de la pandemia, en los restaurantes atienden con vestimenta médica.

En Estados Unidos, la gente empezó a recibir los cheques de asistencia para ayudarles a pagar facturas.  El presidente Donald Trump preparó nuevas recomendaciones para suavizar el distanciamiento social, a pesar de que líderes empresariales le dijeron que primero era crucial contar con más pruebas del virus y equipos de protección individual.

Las calles de Roma se veían casi desiertas pese a la reapertura de varias tiendas. En España, trabajadores de servicios no esenciales como la industria y la construcción volvían a sus labores. 

En Viena, Marie Froehlich, propietaria de una tienda de ropa, dijo que su personal estaba contento d volver tras pasar semanas recluidos en casa. Pero dependían en gran parte del turismo y ella estimaba que el negocio tardaría meses en volver a la normalidad.

Dinamarca y la República Checa iniciaron medidas para reanudar las actividades económicas de forma progresiva. India y Reino Unido, por contraste, acaban de extender sus medidas de confinamiento.

Datos preocupantes indicaban que en muchas partes del mundo, lo peor podría estar aún por llegar. (I)

Urgen medidas en África
Al menos 300.000 personas podrían perder la vida en África si no se adoptan las medidas necesarias en la lucha contra la pandemia del nuevo tipo de coronavirus covid-19, según informe de la Comisión Económica para África (Uneca).

La comisión sostiene que los efectos económicos negativos de la pandemia sobre el continente africano son inevitables aunque se lograse controlar la propagación de la pandemia por el continente.

En el informe la Uneca recuerda que el 56% de la población africana que vive en ciudades reside en barrios superpoblados, mientras que solo el 34% de la población tiene acceso a necesidades básicas como lavarse las manos.

Las últimas cifras anunciadas por el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de África, apuntan a 18.333 casos de personas contagiadas con  covid-19 y 961 fallecimientos en el continente, mientras que 4.352 personas lograron superar la enfermedad. (I)

Una mujer protegida con mascarilla contra el covid-19 pasea a su perro por el barrio de la Macarena, en Sevilla.
Anadolu
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado