OMS denuncia un fuerte aumento de ataques contra el sector sanitario en Siria

- 09 de marzo de 2018 - 07:30
Foto: Internet

Los ataques contra instalaciones, vehículos y trabajadores sanitarios en Siria han aumentado de forma considerable, con 43 incidentes que causaron 19 muertos solo en febrero, dijo hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El mes anterior se registraron 31 ataques similares, con lo que hubo un total de 74 incidentes en los primeros dos meses del año.

"El impacto ha sido terrible. Estimamos que estos ataques impidieron que se realizaran 1.500 cirugías y 15.000 consultas médicas a personas que necesitan atención de manera urgente", explicó en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier.

De los 43 incidentes de febrero, 39 han sido verificados por observadores externos y 4 siguen en proceso de verificación, mientras que de los 31 de enero, 28 han sido verificados, indicó.

El agravamiento de la situación queda patente en el hecho de que los ataques de enero y febrero representan ya mucho más de la mitad de todos los que se registraron en 2017 y que fueron 112, detalló el portavoz.

De los ataques en febrero, 28 ocurrieron en Guta Oriental, 10 en Idleb, la última provincia de Siria enteramente bajo control rebelde; y uno en Homs, precisó Lindmeier.

Según el blanco que tenían, veinte fueron contra hospitales, dieciséis contra centros médicos, dos contra estaciones de ambulancias y uno alcanzó un almacén de suministros médicos.

De las 19 víctimas mortales reportadas, cuatro eran personal sanitario, en tanto que de un total de 28 heridos, 7 eran sanitarios.

El portavoz recordó que las instalaciones médicas y su personal están bajo la protección especial del derecho internacional humanitario, por lo que -continuó- pidió a todas las partes del conflicto en Siria que paren inmediatamente estos ataques.

"Cada ataque contra la salud representa una pérdida que destroza familias y comunidades y se propaga por todo el sistema de salud. Esto tiene que parar", invocó.

Por su parte, el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, recordó hoy en un comunicado que "el incesante sufrimiento de los civiles sirios constituye un vergonzoso fracaso de la voluntad política" internacional frente a la crisis en este país.

El conflicto en Siria cumple este mes siete años, ante lo cual Grandi planteó que "es el momento de terminar con esta guerra devastadora, en la que no hay claros ganadores pero la vía militar, pero sí toda la población siria que pierde".

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: