Ecuador, 06 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Desde comienzos de este año 55.000 refugiados salieron deL SECTOR DENOMINADO Cuerno de África

Traficantes causan decenas de muertos al arrojar 300 migrantes al mar frente a Yemen

Trabajadores de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) asistieron a supervivientes.
Trabajadores de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) asistieron a supervivientes.
Foto: OIM
10 de agosto de 2017 - 06:43 - Redacción y Agencia AFP

Dubái, Emiratos Árabes Unidos.-

Traficantes de personas arrojaron a 300 migrantes al mar frente a las costas de Yemen en apenas 24 horas, causando decenas de muertos o desaparecidos, en una nueva demostración del trato inhumano que reciben estos candidatos al exilio.

Este jueves, al menos cinco migrantes fallecieron y 50 desaparecieron en el mar frente a la provincia de Chabua (sur de Yemen), en el segundo episodio de este tipo desde el miércoles, indicó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).  

Según la misma fuente, los traficantes de humanos lanzaron este jueves por la borda de sus embarcaciones a un total de 180 personas procedentes de Somalia y Etiopía. “Hemos enviado a nuestros equipos a la zona. Veinticinco pasajeros (heridos) del barco están siendo atendidos en la costa de Yemen”, declaró una portavoz de la OIM.

La víspera, otros 120 migrantes de los mismos países fueron a dar a las aguas del Índico cerca de la costa de Chabua, recordó la OIM, que calcula que murieron 50 personas, aunque solo se encontraron hasta ahora 29 cadáveres.

La OIM dice trabajar con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para darle sepultura a los migrantes muertos y ayudar a los sobrevivientes.

Los migrantes procedentes del Cuerno de África siguen dirigiéndose a Yemen, un país pobre y devastado por la guerra, con la esperanza de llegar a Estados más ricos del Golfo Pérsico, según la OIM.

“Los sobrevivientes les dijeron a nuestros colegas en la playa que los traficantes les habían pedido que se lanzaran al mar tras avistar lo que parecía ser representantes de las autoridades”, explicó Laurent de Boeck, responsable de la misión de la OIM.

“También nos contaron que los traficantes habían retomado el camino hacia Somalia para continuar el mismo tráfico y traer a más migrantes a Yemen”, añadió.

“Es indignante e inhumano. El sufrimiento de los migrantes en esta ruta es inmenso. Jóvenes pagan a los traficantes con la esperanza de tener una vida mejor”, añadió Boeck, que estimó que la edad media de los migrantes es de 16 años.

El tráfico de seres humanos entre Somalia, donde la autoridad del Estado es nula, y Yemen, que sufre una situación similar, jamás cesó.

La OIM calcula que 55.000 migrantes llegaron a Yemen procedentes del Cuerno de África desde comienzos de 2017. Más de 30.000 de estos nuevos viajeros tienen menos de 18 años.

La OIM se ha sorprendido al ver que el tráfico de migrantes proseguía a pesar de los fuertes vientos que azotan al Océano Índico en esta temporada.

En Yemen, donde rebeldes chiitas hutíes, apoyados por Irán, enfrentan a las fuerzas gubernamentales prosaudíes desde hace tres años, hay campos donde se hacinan miles de migrantes africanos.

La guerra ha causado cerca de 8.400 muertos y 48.000 heridos desde la intervención, en marzo de 2015, de una coalición árabe liderada por Arabia Saudí, en apoyo a las fuerzas gubernamentales, según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ONU asegura que Yemen, donde una epidemia de cólera dejó más de 1.900 muertos, es escenario de la “mayor crisis humanitaria en el mundo”.

Algunos migrantes africanos fueron incluso víctimas directas del conflicto. En marzo, un helicóptero disparó contra un barco de somalíes frente a las costas del país, matando a 42 personas. Según un informe confidencial de la ONU, el aparato pertenecía a la coalición dirigida por Riad.  

La embarcación atacada transportaba a 140 personas, precisó Naciones Unidas, que denunció una violación al derecho humanitario internacional.  

Libia prohíbe acercarse a sus costas a navíos extranjeros

La marina libia anunció ayer la creación de una zona de búsqueda y rescate de migrantes frente a sus costas en la que prohíbe el ingreso a buques extranjeros, en especial fletados por oenegés.

Libia declaró “una zona de búsqueda y rescate (en la cual) ningún navío extranjero tiene derecho a ingresar, salvo pedido expreso de las autoridades libias”, dijo el general Abdelhakim Buhaliya, comandante de la base naval de Trípoli.

Un portavoz de la marina, el general Ayub Kacem, precisó que la decisión iba dirigida explícitamente a “las ONG que pretenden salvar a los migrantes clandestinos y llevar a cabo acciones humanitarias”.

“Con este anuncio, deseamos enviar un mensaje claro a todos los que atenten contra la soberanía libia y falten al respeto de los guardacostas y de la marina”, declaró el general Ayub Kacem.

Los guardacostas libios son criticados a menudo por los buques de las oenegés que patrullan frente a la costa de Libia para socorrer a los migrantes clandestinos.

Los traficantes aprovechan el caos que reina en Libia desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, en 2011, para hacer que cada año decenas de miles de migrantes salgan del país con dirección a Italia, exigiéndoles dinero.

La marina libia, que tiene una capacidad reducida, en un país dividido y debilitado, no está en medida de asegurar sus fronteras marítimas y solicitó recientemente la ayuda de Italia. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Social media