Obispos chilenos llegan en silencio a reunión en que analizarán abusos

- 30 de julio de 2018 - 15:47
El arzobispo de Santiago de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati (d), llegó a la Asamblea Extraordinaria de la Conferencia Episcopal de Chile, en Punta de Tralca (Chile).
Foto: Agencia EFE

Los obispos católicos chilenos llegaron este lunes 30 de julio en silencio a la localidad de Punta de Tralca, en el litoral central de Chile, donde analizarán hasta el próximo viernes la crisis detonada por casos de abusos sexuales cometidos por miembros del clero y presuntamente encubiertos por la jerarquía.

El obispo Juan Ignacio González, presidente de la comisión para la prevención de abusos sexuales del episcopado chileno fue uno de los pocos que se detuvo al ser abordado por los periodistas a su llegada a la Casa de Ejercicios, como se denomina el recinto que acogerá la asamblea extraordinaria de la Conferencia Episcopal.

González, obispo de San Bernardo, recordó que la anterior Conferencia se celebró el pasado abril y, preguntado sobre el temario de este nuevo encuentro se limitó a señalar: "Paciencia, es la virtud más relevante", aunque afirmó luego tener "expectativas" en los resultados.

Más abierto, y aunque confesó sentir "un dolor en el alma", el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, dijo que en la cita se analizará la situación de nuestra Iglesia y ver de qué manera nosotros los obispos podemos dar mayores pasos a fortalecer a nuestra Iglesia chilena".

Las jornadas "permitirán que reflexionemos sobre nuestra realidad, asumiendo lo que tenemos que asumir y pidiendo sobre todo al Señor la gracia para superar estos momentos", añadió.

El último en llegar, en completo silencio, fue el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, que fue citado a declarar como imputado por el fiscal regional de O'Higgins, el próximo 21 de agosto, por el presunto encubrimiento de abusos sexuales.

En este caso está formalmente imputado, y en prisión preventiva, el excanciller del arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz, acusado de abusos y estupro de media docena de menores, algunos de ellos sus sobrinos.

El caso que complica a Ezzati es uno entre las 37 causas abiertas por la fiscalía chilena por presuntos abusos cometidos por personas relacionadas con la Iglesia, que vinculan a un total de 68 personas ligadas a la institución eclesiástica y a 104 víctimas, en su mayoría menores de edad", según el Ministerio Público.

La reunión será inaugurada con una misa a cargo del nuncio apostólico en Chile, Ivo Scappolo, también apuntado como encubridor por algunas víctimas y se desarrollará a puerta cerrada hasta este martes, para ser abierta desde el miércoles a invitados especiales.

Entre ellos se incluyen los vicarios pastorales de las diócesis, dos representantes de la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile (Conferre), cuatro superiores/as religiosos/as, dos diáconos, los directores de áreas y departamentos de la Conferencia Episcopal y dos laicas del Consejo de Prevención.

Según Santiago Silva, presidente de la Conferencia Episcopal, el encuentro "será una importante contribución en el discernimiento sobre los mejores caminos de renovación en los que se debe avanzar". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: