Obispado español pide perdón al reconocer abuso sexual a ocho menores de edad

- 11 de diciembre de 2019 - 09:00
El obispo de Solsona Xavier Novell reconoció los hechos.
Internet

El Obispado de Solsona (Lérida, España) confirmó que dos curas de ese obispado abusaron sexualmente de ocho menores entre los años 50 y 70. A esa conclusión llegaron la Delegación de Protección de Menores y Adultos Vulnerables, que inició un proceso de investigación. El obispo de Solsona, Xavier Novell, reconoció los hechos y pidió perdón a través de un audio comunicado publicado en la página web del obispado.

Las investigaciones han permitido estudiar cuatro posibles casos de abusos a menores por parte de clérigos diocesanos y, de momento, el obispado concluye que durante los años 50 y 70, dos sacerdotes diocesanos, ya difuntos, abusaron sexualmente de un total de ocho menores, tres de ellos ya fallecidos.

Los cuatro casos investigados fueron consecuencia de la revisión de cuatro informaciones y tres “murmuraciones” sobre presuntos abusos, según la información difundida por el obispado.

Además, el obispado dice haber atendido a tres víctimas, de manera que dos de ellas fueron recibidas por el obispo Novell y el otro por el vicario general.

El obispado señala que “todas han revelado el abuso que sufrieron en su infancia y el nombre del abusador”, y han expresado los motivos de su largo silencio y “su voluntad de no hacer pública su identidad”. Además, “teniendo en cuenta que los abusadores están muertos, todos coinciden en que no tiene ningún sentido dar ningún otro paso”, aseguran.

Las víctimas de los abusos recibieron la petición de perdón en nombre de la Iglesia, que “recibieron con agradecimiento”, junto con la promesa de hacer públicos los hechos preservando su intimidad e identidad”. El obispado asegura que también les prometió que haría lo posible para que los abusadores no reciban ningún tipo de reconocimiento y, sobre todo, para que se desarrolle una cultura y un protocolo de protección de los menores y adultos vulnerables.

El obispado de Solsona expresa su “compromiso para hacer de este obispado un lugar seguro para los niños y los adultos vulnerables”.

Junto a las conclusiones de la investigación, el obispado publica una declaración en la que “condena rotundamente los abusos perpetrados”, pide perdón “sinceramente a todas las víctimas” y reitera su “oferta de ayuda a todas las víctimas”. Además, expresa su disponibilidad a escuchar y atender nuevas revelaciones o denuncias y su “compromiso para hacer de este obispado un lugar seguro para los niños y los adultos vulnerables”.

La intención del obispado es “mirar de frente la parte más oscura de su historia” y “trabajar para que nunca más suceda nada parecido” en su interior. Pero asegura que “nada de lo que se ha descubierto hasta ahora es objeto de juicio canónico o civil”, aunque queda “a la disposición de todos los requerimientos que se le puedan pedir” y “abierto a ulteriores descubrimientos o denuncias”.

En la Conferencia Episcopal de Tarragona, los obispos de Catalunya pidieron perdón y se comprometieron a investigar los abusos sexuales. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP