EL MANDATARIO SE REUNIÓ CON SU FAMILIA PATERNA

Obama pide igualdad para los homosexuales

EL MANDATARIO SE REUNIÓ CON SU FAMILIA PATERNA
26 de julio de 2015 00:00

En una conferencia de prensa con su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó ayer por la igualdad de derechos para los homosexuales en el continente africano y comparó la homofobia con la discriminación racial que él mismo sufrió en EE.UU.

Uhuru Kenyatta, cuyo vicepresidente, William Ruto, hizo declaraciones homofóbicas, respondió que “hay que admitir que en algunos temas no compartimos las mismas opiniones”, y continuó: “Es muy difícil para nosotros imponer a la población algo que ella misma no acepta. Es por ello que digo que hoy, para los kenianos, el tema de los derechos de los homosexuales no es un tema que se plantea”.

Asimismo, Obama denunció la elección presidencial en Burundi, que otorgó un controvertido tercer mandato al presidente Pierre Nkurunziza, y exigió el fin de la “espantosa” guerra civil sursudanesa que en 19 meses ha dejado miles de muertos, y prometió mayor cooperación con Kenia en la lucha contra los islamitas somalíes shebab.

Primer presidente de EE.UU. en Kenia

En el discurso de apertura de la Cumbre Global de Emprendedores en Kenia, efectuado en la mañana, el mandatario estadounidense agradeció a los presentes la cálida bienvenida, incluso pronunció algunas palabras en sheng, un dialecto callejero keniano donde indicó su orgullo de ser “el primer presidente de EE.UU. que visita Kenia”, el país natal de su padre, Barack Obama Senior, quien falleció en un accidente de tráfico en Nairobi a los 46 años.

En su discurso lleno de optimismo habló sobre un “África en marcha”, en donde la gente “sale de la pobreza, los ingresos aumentan y la clase media crece”. No obstante, en la tarde, se mostró más crítico y condenó la corrupción en el país, el “mayor obstáculo para un crecimiento más rápido de Kenia”.

La visita de Obama, nacido en Hawái de madre estadounidense y padre keniano, era dificultada hasta ahora por la inculpación del presidente Kenyatta por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por su presunta implicación en la violencia poselectoral a finales de 2007. Las investigaciones fueron suspendidas en diciembre por falta de pruebas.

A su llegada, la noche del viernes, Obama fue recibido por Kenyatta y por su hermanastra, Auma Obama, con quien se dirigió a un hotel del centro de la ciudad para una cena con sus familiares de Kenia.

Según su agenda, el mandatario tenía previsto reunirse hoy con miembros de la sociedad civil, que lamentan las crecientes restricciones a las libertades. (I)

El presidente estadounidense, Barack Obama (izq.), y su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta, durante una conferencia en la Casa de Gobierno en Nairobi. Foto: AFP
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado