Los campesinos se solidarizan con niños atrapados

- 06 de julio de 2018 - 00:00
Foto: AFP

Agricultores de Tailandia rechazan una compensación por la pérdida de sus cosechas tras las inundaciones causadas en la operación de rescate de los menores.

Las inundaciones arruinaron su cosecha y mataron a sus animales, pero Lek y otros campesinos están conformes al sacrificarse por una buena causa. Es el agua drenada de la cueva de Tailandia de donde los socorristas intentan sacar a 12 niños y a su entrenador.

Los equipos de rescate bombean el agua de la cueva para sacar a los niños y evitar que se vean obligados a recorrer buceando una larga distancia.

“Hemos reducido los cultivos y dejado los arrozales inundados”, afirma el granjero Lek. “Nos preguntaron si queríamos una compensación por los arrozales, dijimos que no”, asegura, refiriéndose al plan de indemnización mencionado por el gobierno para los agricultores perjudicados por las inundaciones provocadas por la operación de rescate.

El granjero Lek lo siente más por los animales muertos, “sobre todo por las ranas, los peces, los patos”.

El sistema de drenaje instalado reduce un centímetro por hora el nivel del agua en esta cueva de 10 kilómetros de largo.

Equivale a 50 piscinas olímpicas

Las autoridades aseguran que casi 130 millones de litros fueron extraídos de la red subterránea, lo que equivale a 50 piscinas olímpicas.

“El problema es que no tenemos suficiente electricidad para hacer funcionar muchas bombas de agua al mismo tiempo”, explica el bombero Poonshak Wonjsangiam, miembro del equipo de socorro que moviliza a cientos de personas.

El personal de rescate teme que las lluvias anunciadas para este viernes 6 de julio vuelvan a inundar la cueva donde permanecen atrapados los menores y su entrenador.

Las autoridades estudian las previsiones meteorológicas con miedo al temporal que se aproxima y que, según los expertos, podría azotar la región a partir de este viernes 6 y durar hasta el 12 de julio y arruinar todo lo avanzado por los grupos especializados. (I)

-----------------------------------

Un muerto y 48 desaparecidos registran dos naufragios

Los equipos de rescate encontraron el jueves 6 de julio un cadáver de un turista chino, la primera víctima mortal de los dos naufragios ocurridos este jueves 6 de julio de manera separada en aguas de la costa de Phuket, uno de los principales destinos turísticos del sur de Tailandia.

El gobernador de la provincia de Phuket, Norapat Plodthong, informó del hallazgo de la víctima mortal que reduce a 48 la cifra de personas desaparecidas y mantiene en 89 el número de supervivientes.

Entre los rescatados hay una persona con heridas graves y nueve con heridas leves hospitalizadas en Phuket.

Los desaparecidos pertenecen al “Phoenix PD Diving”, una embarcación dedicada al buceo que llevaba 97 personas a bordo cuando se hundió en las cercanías de la isla de Hae (coral), situada al sur de Phuket.

Barcos de la Armada y de los guardacostas efectúan las operaciones de búsqueda y rescate en esta zona.

El otro naufragio ocurrió en aguas de la isla de Mai Ton, al sureste de Phuket, y corresponde al yate “Senalika” con 39 personas a bordo, principalmente turistas europeos y chinos.

El servicio meteorológico anunció mal tiempo en el litoral. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: