Murió Lee Kuan Yew, exprimer ministro de Singapur y leyenda en Asia

23 de marzo de 2015 07:16

El exprimer ministro y líder fundador de Singapur, Lee Kuan Yew, principal artífice de la ciudad-Estado en una de las economías más florecientes de Asia en tres décadas de poder, falleció este lunes a los 91 años.

Ingresado el 5 de febrero con neumonía aguda, "Lee falleció apaciblemente en el Hospital General de Singapur hoy a las 03:18" locales, anunció en un comunicado el primer ministro, Lee Hsien Loong, su hijo, que decretó siete días de duelo nacional.

El hijo de Lee, actual primer ministro, Lee Hsien Loong, emitió asimismo un comunicado en el que afirmó sentirse "profundamente apenado" por la muerte de su padre, primer ministro fundador de Singapur.

Los mensajes de condolencias afluyeron de todo el mundo para saludar la memoria de Lew Kuan Yew, un dirigente autocrático que dominó la vida política del pequeño archipiélago del sudeste asiático durante medio siglo.

"Era un verdadero gigante de la historia que será recordado durante generaciones como el padre del Singapur moderno y como uno de los mejores estrategas de los asuntos asiáticos", declaró el presidente estadounidense, Barack Obama.

El expresidente estadounidense George W. Bush y su padre George H. W. Bush también elogiaron el papel crucial de Lee en la historia de Singapur.

"El padre del actual Singapur transformó su país y contribuyó a marcar el comienzo de la región ASEAN en la era moderna", dijo George W. Bush en un comunicado.

El presidente chino, Xi Jinping, afirmó que Lee Kuan Yew "se ganaba el respeto general de la comunidad internacional como estratega y estadista" y el portavoz de la diplomacia china destacó que tenía "valores orientales y a la vez una visión internacional".

Nacido el 16 de septiembre de 1923 en una familia de origen chino, Lee Kuan Yew era "una figura legendaria en Asia, muy respetada por su fuerte liderazgo y su talla de estadista", declaró a su vez el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Con 35 años, Lee fue el primer jefe de Gobierno en 1959, cuando las autoridades coloniales británicas concedieron el autogobierno a Singapur, y ostentó el cargo hasta 1990. Dirigió el proceso de independencia en 1965, tras un corto y turbulento intento de unión con Malasia.

A lo largo de su extensa singladura en el cargo, Singapur registró un espectacular desarrollo económico hasta convertirse en un centro regional, financiero y turístico, conocido por sus altas tecnologías, sobre todo en el sector de la salud.

Los defensores de los derechos humanos criticaron a Lee Kuan Yew, abogado de formación que estudió en Gran Bretaña, por dirigir el país con mano de hierro, encarcelar a los opositores políticos o privarles de medios financieros a base de costos juicios por difamación.

"Si eres revoltoso, nuestro papel consiste en destruirte políticamente", declaró en el pasado este admirador del político italiano Nicolas Maquiavelo (1469-1527) refiriéndose a sus rivales políticos.

Hasta el final de sus días, Lee Kuan Yew fue personalidad política muy influyente en Singapur y Asia. Padre del actual primer ministro Lee Hsien Loong, Lee Kuan Yew renunció en 1990 para ceder paso a su mano derecha, Goh Chok Tong, y éste a su vez a Lee Hsien Loong en 2004.

El Partido de Acción Popular (PAP), cofundado por Lee Kuan Yew, ha ganado todas las elecciones desde 1959 y actualmente ocupa 80 de los 87 escaños parlamentarios.

En un libro publicado en 2013, Lee Kuan Yew, marcado por la muerte tres años antes de su esposa, con la que tuvo tres hijos, confiaba que se sentía cada vez más débil y deseaba una muerte rápida.