El mundo pide bajar tensiones ante posible guerra Irán-EE.UU.

- 05 de enero de 2020 - 00:00
Las manifestaciones son multitudinarias en Irán debido al asesinato del general Soleimani. Líderes religiosos y políticos han anunciado represalias por el ataque estadounidense.
Tomado de cnnenespanol.com

Mandatarios de varios países abogan por la prudencia, ante la retórica bélica del presidente estadounidense Donald Trump y líderes de Oriente Medio, tras la muerte del general Soleimani.

Los ojos del mundo están puestos en Irán e Irak. La tensión crece mientras en las pantallas se repite la imagen de la explosión del vehículo en el que iban el general iraní Qasem Soleimani y Abu Mehdi al Muhandis, número dos de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashd al Shaabi).

Fue cerca al aeropuerto de Bagdag. Un dron estadounidense lanzó el ataque que causó la muerte de Soleimani y mantiene en vilo al planeta.  Tanto, que ya se habla de una Tercera Guerra Mundial ante la posible represalia de países de Oriente Medio.

Distintas embajadas han empezado a alertar a sus ciudadanos. El departamento consular de Estados Unidos ya exhortó a los compatriotas a abandonar Irak.

Además, a no acercarse a esa sede diplomática, que fue atacada el 31 de diciembre de 2019 por miles de manifestantes, en protesta contra recientes bombardeos estadounidenses sobre una milicia iraquí respaldada por Irán.

También el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía emitió una alerta de viaje en la que pide a sus ciudadanos que retrasen los viajes a Irak.

“Se aconseja que se abstengan de viajar a Irak en este momento, a menos que sea necesario”, dijo la cartera de Estado en un comunicado.

A quienes están en Irak, “se recomienda que sigan de cerca las advertencias emitidas por el Ministerio, eviten lugares concurridos y estén atentos a su seguridad personal”.

El asesinato de Soleimani hace parte de este “tira y afloje” entre Irán y Estados Unidos. Esta muerte es un hecho que muchos interpretan como una declaratoria de guerra. Sin embargo, el presidente norteamericano Donald Trump aseguró el viernes que “actuamos para detener una guerra. No actuamos para iniciar una guerra”.

“No buscamos un cambio de régimen. Sin embargo, las agresiones del régimen iraní en la región, incluido el uso de combatientes para desestabilizar a sus vecinos, debe terminar y debe terminar ahora”.

Y finalizó diciendo que está “preparado para tomar cualquier acción que sea necesaria”.

Las consecuencias del ataque podrían afectar a toda la región. Así lo consideran expertos como Sanam Vakil, del think tank londinense Chatham House.

Según él, resulta difícil predecir cómo reaccionará Teherán a la muerte de uno de sus principales generales, pero de seguro habrá una reacción. Vakil espera, de hecho, que haya una serie de consecuencias. 

Una de las opciones más simples para Irán sería, a su juicio, dejar que la tensión escale en Irak. Y considera que las tensiones podrían rebasar ampliamente las fronteras de Irak.

En Estados Unidos, diferentes ciudades anunciaron que reforzarán sus seguridades. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, sostuvo que la amenaza para su ciudad cambió significativamente considerando los recursos de una nación como Irán en comparación con los de organizaciones como Al Qaeda o Estado Islámico.

Reacciones
En Alemania, el portavoz de política exterior del partido Los Verdes, Omid Nouripouri, también prevé un aumento de la violencia en la región. “La muerte de Qasem Soleimani es un despeñadero hacia una escalada militar de mayor dimensión”, señaló en una declaración de prensa.

Agregó que Soleimani “no solo era el estratega en jefe de las agresiones iraníes en el Medio Oriente, como en Siria o Irak. Era también el rostro de la política de Teherán en la región. Su muerte será entendida por los iraníes como una declaración de guerra estadounidense”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Micheal, puntualizó que debe detenerse una mayor escalada. “El ciclo de violencia, provocaciones y represalias que hemos presenciado en Irak en las últimas semanas tiene que detenerse”.

“El riesgo es un estallido generalizado de violencia en toda la región y el surgimiento de oscuras fuerzas del terrorismo que prosperan en momentos de tensiones religiosas y nacionalistas”, dijo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP