El mundo se prepara ante la crisis financiera

- 13 de mayo de 2020 - 00:00
En Arzdorf, Alemania, campesinos ahogan cultivos de fresas con heno. Los recolectores de Europa del Este no podrán llegar debido al aislamiento.
Cortesía DW

El mayor exportador de petróleo y la OPEP reducen su producción para estabilizar el mercado. China elimina aranceles para productos de EE.UU.

El historiador alemán Albrecht Ritschl ha ratificado que “la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus apenas comienza”. Las principales características de este fenómeno financiero son: que disminuya la demanda, colapse la producción y haya desempleo masivo.

No se descarta una crisis económica mundial, ha dicho el especialista en economía, en una entrevista publicada por el canal público de su país, DW. “La gran incógnita radica en las medidas de contención y sus efectos”.

Conoce en detalle las medidas de cada país

Para recuperarse de la crisis, Ritschl ha insistido en que los países que ya estaban endeudados antes del remezón del coronavirus, no han podido evitar una escalada de la deuda pública. Y esto reduce sus opciones en política fiscal.

“El problema que tenemos en Alemania es que somos más interdependientes a nivel internacional que la mayoría de las grandes economías (dependemos más que otros de que a nuestros vecinos les vaya bien)”.

Lo confirma la Unión Europea (UE): “la mitad de las ayudas de Estado concedidas a empresas las ha dado Alemania”, constató el jefe de la diplomacia de ese continente, Josep Borrell. Para el exministro de Exteriores español, si un país puede dar más que otro, esto distorsiona la competencia. “Al mercado único le va a afectar”, también “la entrada en el capital de las empresas”.

De los 1,9 billones de euros en ayudas estatales que la Comisión Europea validó, el 52% las adoptó Alemania, seguida de lejos por Francia (17%) e Italia (14%).

La flexibilización de las reglas para estas ayudas fue una de las primeras consecuencias del covid-19.

Arabia Saudí reduce su producción petrolera
Esta semana inició con el anuncio, del Ministerio de Energía de Arabia Saudita, de disminuir de forma suplementaria y “voluntaria” un millón de barriles diarios de petróleo a partir de junio. La medida pretende sostener los precios del crudo y fue hecha a Aramco.

La reducción se deriva de la crisis por la pandemia. El mayor exportador se sumará al recorte acordado con los países de la OPEP+ (Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios). La producción desde junio será de 7.492 millones de barriles por día, señaló un oficial gubernamental.

El recorte de la producción petrolera sería 9,7 millones de barriles por día, ha recogido DW. Solo en el país saudí la reducción por día ha llegado a los 8,5 millones de barriles. Otros productores han anunciado que la cifra será de 3,7 millones.

La intención es “apoyar la estabilidad de los mercados mundiales” de crudo, ha señalado el Ministerio de Energía de Arabia Saudí. Organismo que también define la reducción como estímulo para que otros países “cumplan con los recortes de producción y para reducciones adicionales”.

China exime de más aranceles a productos de Estados Unidos
El gobierno chino anunció una segunda tanda de exenciones arancelarias que incluyen desinfectantes médicos, minerales de tierras raras, equipos para radares de aeronaves, partes para semiconductores, productos químicos y petroquímicos.

A esta decisión económica le antecedió, en septiembre del año pasado, la eliminación de aranceles para materias primas agrícolas, entre otros. Cuando se firmó el acuerdo, en enero de 2020, se estableció como objetivo multiplicar las compras desde este tipo de bienes desde Pekín.

La nueva reducción de gravámenes se hará vigente a partir del 19 de mayo, según el Ministerio de Finanzas chino. La Administración General de Aduanas hará la lista de los importadores que se acojan a la medida en los próximos seis meses. (I)

Ecuador apela a créditos externos y reactivación
Los organismos internacionales Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y Banco Mundial (BM) aprobaron la semana pasada préstamos con bajas tasas de interés y amplios períodos de gracia para Ecuador.

Los recursos (más de $ 1.400 millones con financiamiento del Fondo Monetario Internacional-FMI) se destinarán al sistema de salud, reactivación productiva y fortalecimiento del presupuesto.

El CAF aprobó dos créditos que suman $ 400 millones, de los cuales $ 350 millones servirán para apoyar el plan de prosperidad del Gobierno y contener la emergencia sanitaria, social y económica.

$ 50 millones son para fortalecer el sistema de salud.

El plazo de pago de ambas operaciones es de 20 y 12 años, respectivamente. Sectores como el minero ya tienen listo su protocolo de reactivación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP