Multitudinaria procesión de desagravio a la virgen dibujada en tanga en Bolivia

- 01 de marzo de 2018 - 15:09
El desfile religioso fue presidido por el obispo de Oruro, Cristóbal Bialasik, al que se sumaron trabajadores de las instituciones públicas y privadas de la ciudad.
Foto: EFE

Miles de devotos de la virgen del Socavón, imagen venerada en el departamento boliviano de Oruro (oeste), participaron hoy en los actos de desagravio a esa imagen religiosa que fue representada en tanga por una artista.

La multitud recorrió las calles de la ciudad de Oruro portando imágenes de la virgen en una procesión que concluyó con una masiva celebración religiosa en el atrio del Santuario del Socavón.

El gobernador orureño, Víctor Hugo Vásquez, dijo a Efe que la procesión y la misa fueron un "éxito" en esta jornada que, a su juicio, fue "de reflexión y de arrepentimiento".

"Los que hemos estado hemos reafirmado nuestra fe, nuestro respeto, nuestro cariño a nuestra virgen del Socavón", apuntó.

El desfile religioso fue presidido por el obispo de Oruro, Cristóbal Bialasik, al que se sumaron trabajadores de las instituciones públicas y privadas de la ciudad, además de jóvenes de colegios católicos, entre otros.

Bialasik pidió "perdón y misericordia" en una de las estaciones del recorrido de la procesión y que la virgen María "siga bendiciendo" al pueblo.

"Madre, perdónalos porque no saben lo que hacen", rezaba una pancarta portada por una anciana que participó en ambas ceremonias y que aludía a la autora de la imagen, la artista plástica Rilda Paco.

"Acoge con amor el día de hoy este humilde pero fervoroso acto de desagravio ante tan grave ofensa", indicó además una de las plegarias pronunciada por un religioso durante la misa.

La devoción a esta virgen es la esencia del desfile del Carnaval de Oruro, uno de los más multitudinarios de Sudamérica y reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La representación cuestionada muestra una silueta de la virgen del Socavón sin rostro con una tanga roja, pantaletas o medias oscuras, un manto negro y el abdomen descubierto, a la que observan tres personajes del carnaval que sostienen botellas de licor, entre ellas un diablo típico de este festejo.

Paco ha explicado que el sentido de su obra tuvo la pura intención de desenmascarar a "los falsos devotos", mostrar en ella que todas las mujeres son vistas como objeto sexual y denunciar el desmesurado consumo de alcohol durante el carnaval.

La pintura ocasionó que varias instituciones de Oruro amanezcan enjuiciando  a su autora, aunque desde el nivel nacional se descartó esa posibilidad al considerar que la libertad de expresión está garantizada en la Constitución boliviana.

Paco recibió el apoyo de varios artistas, periodistas y figuras públicas que acogieron su explicación, mientras que al mismo tiempo señaló ser objeto de agresiones y de amenazas que incluso llegaron a afectar a su círculo familiar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: