Ministro de Defensa colombiano admite "deficiencias" en contratos militares

17 de febrero de 2014 11:36

El ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, admitió este lunes posibles "deficiencias administrativas" en contratos de la Aviación del Ejército, tras la revelación de supuestos casos de corrupción militar por la revista Semana, a la vez que pidió más averiguaciones y "serenidad" para investigar.

"Se revisaron 105 contratos (en la jefatura de Aviación del Ejército), encontrándose diez hallazgos con una posible connotación disciplinaria por deficiencias administrativas", dijo Pinzón en rueda de prensa, tras explicar que esto hace parte de los resultados preliminares obtenidos por una comisión creada en el ministerio de Defensa para investigar las denuncias.

El ministro dijo también que "tomando en cuenta la gravedad de los hechos", solicitó investigaciones independientes de la Contraloría, la Procuraduría General y la Fiscalía colombianas.

La solicitud de Pinzón se produjo luego de que el presidente Juan Manuel Santos le pidiera investigar y adoptar sanciones "contundentes y ejemplarizantes" en los supuestos casos de corrupción dentro de las Fuerzas Militares, que habrían quedado evidenciados en una serie de conversaciones entre uniformados de alto rango publicadas el domingo por Semana.

En cientos de horas de conversaciones grabadas, varios oficiales hablan de contratos de servicios y dotaciones a las Fuerzas Militares así como de las coimas que recibirían en esos negocios.

Pinzón, que pidió "serenidad y ponderación en el análisis" al juzgar a los militares señalados, anunció también este lunes que decidió "centralizar todo el proceso de contratación de la Aviación del Ejército en el ministerio de Defensa", y que se creará un "comité del más alto nivel para revisar la ejecución contractual" militar.

Igualmente, el ministro de Defensa pidió el retiro del teniente coronel Robinson González de Río, quien está detenido por la muerte de civiles presentados como guerrilleros caídos en combate, señalado en las grabaciones por supuestamente tratar de desacreditar a los fiscales.

La denuncia de Semana sostiene que este oficial también organizaba "los pagos a los subalternos presos con el fin de mantener su silencio".

Sin embargo, Pinzón destacó que la comisión del ministerio no encontró en los audios "manifestación alguna que permita vincular los hechos" a los casos de falsos positivos, como se conocen aquellos de civiles asesinados por militares y presentados como guerrilleros muertos en combate.

 

Contenido externo patrocinado