19 asesinatos de periodistas y 6 desapariciones se han registrado en veracruz en los últimos 6 años

Mexicanos marchan y rezan por justicia ante quíntuple homicidio

- 02 de agosto de 2016 - 00:00
Dibujos de las víctimas en la calzada fueron expuestos el domingo durante una protesta para exigir el esclarecimiento del caso en la capital mexicana.
Foto: Paula Mónaco Felipe/para El Telégrafo

Un año después de la muerte del fotoperiodista Rubén Espinosa y 4 mujeres, el caso sigue impune. Familiares y amigos de las víctimas exigen una investigación.

Grandes letras en el piso de plazas y calles, manifestaciones frente a dependencias públicas, un concierto musical y una misa: de muchas formas se exigió justicia al cumplirse un año del quíntuple homicidio en la colonia Narvarte de México, donde el 31 de julio de 2015 fueron asesinados el fotoperiodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres, entre ellas la activista Nadia Vera.

Rubén Espinosa y Nadia Vera, fotógrafo y productora cultural de 33 y 32 años respectivamente, habían vivido en Veracruz, uno de los estados más violentos del país, especialmente letal para periodistas y activistas políticos. Allá participaron en protestas y utilizaron cuanta herramienta tuvieron para denunciar lo que ocurría a su alrededor. La palabra se hizo riesgo, entendieron que sus vidas estaban en juego y apostaron por salvarse: huyeron a la capital en busca de refugio aunque no atemperaron sus voces, siguieron denunciando los ataques, amenazas y persecución que otros sufrían en Veracruz.

La última noche del mes de julio de 2015, Rubén y Nadia fueron brutalmente asesinados dentro de un departamento de un barrio de clase media de la capital. Con violencia también murieron tres mujeres que se encontraban allí: la colombiana Mile Virginia, de 29 años de edad; Yesenia Quiroz, de 18 años, quien compartía el domicilio con Nadia Vera, y Alejandra Negrete, trabajadora doméstica quien recién había arribado al lugar la mañana anterior.

Un año después, el caso no ha sido esclarecido y sigue impune.

“No se ha resuelto nada. No hay respuestas a ninguna de las líneas de investigación, solo hay inconsistencias y muchas versiones que buscan criminalizar a las propias víctimas”, denunció Alma Espinosa Becerril, hermana del fotógrafo asesinado, al participar en una protesta frente a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), a cargo del proceso legal.

Alma Espinosa acusó al procurador Rodolfo Ríos “por el bloqueo para que se realicen las investigaciones” y también exigió respuestas del presidente Enrique Peña Nieto y el Jefe del Gobierno local, Miguel Ángel Mancera. Organizaciones de periodistas reclamaron que “la investigación está peor que cuando empezó” y la hermana de Rubén Espinosa dijo que no hay voluntad para buscar la verdad porque los funcionarios solo han realizado “16 de 55 diligencias” establecidas como necesarias.

Con fotografías de las víctimas, decenas de personas protestaron este domingo en la capital. Usaron claveles rojos y grandes letras blancas de cal para escribir “#1AñoSinJusticia/Rubén”, en la calle frente a la PGJDF.

A las puertas del edificio donde ocurrió el multihomicidio, en la calle Luz Saviñón de la colonia Narvarte, se realizó el concierto musical “Festival de arte para no olvidar”. También hubo una misa y protestas en otras ciudades como Guadalajara (Jalisco), Chilpancingo (Guerrero) y San Cristóbal de las Casas (Chiapas).

En Xalapa, Veracruz, una manifestación recorrió calles para exigir justicia por Rubén, Nadia y los periodistas y activistas perseguidos en esa provincia. “Rubén vive”; “Nadia vive”, “Fuiste tú”, escribieron con otras grandes letras blancas.

Otra hermana del fotorreportero asesinado, Patricia Espinosa Becerril, estuvo presente. Relató que el colaborador de la revista Proceso y la agencia Cuartoscuro “se había auto-exiliado por las peligrosas condiciones en las que se veía obligado a trabajar, bajo presiones y amenazas de muerte que cada vez eran más intensas las cuales eran realizadas en su mayoría por cuerpos de seguridad del estado”. Citó lo ocurrido el 20 de noviembre de 2014, cuando “una persona que pertenecía a la ayudantía del gobierno de Veracruz le dijo ‘ya no tomes más fotografías si no quieres terminar como Regina Martínez”, también periodista veracruzana, asesinada por su labor profesional (28/4/2012).

Durante el evento, la periodista Marcela Turati remarcó que en los casi 6 años que lleva el gobierno provincial a cargo de Javier Duarte se registran  “19 asesinatos de periodistas y seis desapariciones”. Informar implica riesgo en Veracruz y también en otras partes de México, país que se ha convertido en uno de los más peligrosos del mundo para el ejercicio periodístico con cerca de 100 comunicadores asesinados durante los últimos 15 años.

Las protestas en el primer aniversario del multihomicidio de la colonia Narvarte fueron convocadas por varias organizaciones de periodistas: Fotoreporteros Mx, Colectivo Voz Alterna, Periodistas de a Pie, Derecho a Informar, Ojos de Perro vs. la Impunidad, Grupo por los Derechos Humanos y la Justicia Social y Periodistas de la Ciudad de México, además de la Ong Article 19 México.

Más allá de las fronteras también se exigió justicia con una conmemoración en Chicago, EE. UU.; una exposición del trabajo de Rubén Espinosa en Santiago de Chile; y un reclamo de periodistas y ciudadanos en Buenos Aires, convocados por la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: