Tsipras: "Ni los griegos son unos vagos ni los alemanes son los culpables de los males de Grecia" (Galería)

23 de marzo de 2015 - 12:43
El primer ministro griego se reunió con la canciller alemana, en lo que fue su primera visita a Berlín desde que asumiera el cargo el pasado enero. Foto: AFP

La canciller de Alemania, Angela Merkel, recibió este lunes en Berlín al primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, en un intento por rebajar las tensiones entre ambos países, mientras Atenas trata de destrabar un último tramo de asistencia financiera.

Tras su primera reunión bilateral, Merkel destacó la voluntad de lograr un acuerdo respecto al programa de reformas de Atenas por encima de las "diferencias de opinión" que puedan existir a este respecto.

"Grecia tiene que volver a crecer económicamente y superar problemas como su alto desempleo, especialmente el desempleo juvenil, para llevar adelante las reformas a que está comprometida", añadió la canciller, en su comparecencia conjunta con Tsipras.

Merkel destacó también que la decisión respecto a las propuestas que elabora en estos momentos el gobierno de Grecia no compete a su país, sino al conjunto de sus socios del Eurogrupo.

De su lado, el ministro griego garantizó que su país respetará los acuerdos y tratados europeos, pero "con determinadas prioridades". Subrayó así su intención de gobernar en favor de la cohesión social.

En este contexto, Tsipras reclamó respeto a la democracia y a las decisiones soberanas de los ciudadanos griegos y consideró que ese es el camino para lograr una salida rápida de la "crisis humanitaria" que atraviesa su país.

Además, manifestó que los problemas de liquidez de su país "a medio plazo" son conocidos y abogó por buscar una solución política que permita que las instituciones den respuesta a ese "agujero".

El gobierno griego de izquierda radical quiere terminar con la política de austeridad impuesta por la troika formada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

"No hemos venido a hablar de un problema conocido, sino de soluciones políticas", subrayó Tsipras.

Entre las peticiones concretas a Alemania, destacó su apuesta por la cooperación judicial en la lucha contra la corrupción, y citó en concreto el caso de la empresa Siemens, y la necesidad de trabajar juntos para reparar a Grecia por la ocupación nazi, una cuestión -dijo- "ética y moral".

Más temprano se conoció de una carta que Tsipras escribió a Merkel la semana pasada advirtiéndole que para Grecia sería imposible hacer pagos de deuda en las próximas semanas sin más asistencia financiera.

Superar los estereotipos

Ambas autoridades hicieron un llamado para acabar con los "estereotipos" que han socavado el diálogo entre los países europeos, principalmente por la crisis del euro.

Tsipras dijo que "ni los griegos son unos vagos ni los alemanes son los culpables de los males de Grecia, tenemos que trabajar duro para superar estos estereotipos".

Por su parte, Merkel se mostró de acuerdo y subrayó que Europa debe "superar este tipo de estereotipos" sobre buenos y malos miembros de la eurozona para asegurar el futuro de la unión monetaria.

Al ser consultado sobre un fotomontaje de la revista alemana Der Spiegel en la cual aparece Merkel en la Acrópolis de Atenas rodeada por oficiales nazis, Tsipras dijo que pensaba que era "extremadamente injusto para la canciller y Alemania".

            

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP