Merkel ve una Alemania mejor mientras que su rival ve parálisis

01 de septiembre de 2013 17:09

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy el voto a los electores mientras que su rival, el socialdemócrata Peer Steinbrück, apeló a los ciudadanos a elegirle para poner fin a un período de "parálisis" del país.

"Si vemos cómo estamos en Alemania, para muchos la situación es mejor que hace cuatro años, tenemos más gente con empleo que hace mucho tiempo y en 2015 tendremos una situación en la que no tendremos nuevas deudas", dijo Merkel durante el debate televisivo ante su contendiente en las elecciones del 22 de septiembre.

Steinbrück, por su parte, dijo que lo que lo impulsa en la campaña electoral es "sacar al país de la parálisis" y procuró concentrar el debate en temas sociales.

"Necesitamos un gobierno que tome decisiones y no que vaya de una cumbre a otra", dijo Steinbrück.

En cuestiones de política exterior, Merkel y Steinbrück mostraron cierto consenso en cuanto a Siria, al descartar una participación alemana en una eventual intervención militar.

Por otra parte, Merkel, ratificó su política europea mientras que Steinbrück reconoció la necesidad de políticas de consolidación fiscal en países como Grecia, pero rechazó aplicar "dosis mortales".

La posibilidad de un tercer rescate para Atenas es uno de los ejes de la campaña electoral alemana y hoy Merkel no descartó que se necesite, pero se negó a especular al respecto y destacó que nadie puede saber el tamaño de ese nuevo paquete de ayudas: "dependerá de cómo se desarrolle la situación en Grecia", dijo.

Merkel quiso dejar clara su apuesta por el euro, que "garantiza el bienestar y el trabajo en Alemania" y volvió a responsabilizar a los socialdemócratas del "error" en el que se incurrió cuando gobernaban al permitir que Grecia entrara a formar parte de la eurozona sin cumplir todos los requisitos.

Por su parte, Steinbrück recordó a Merkel que los países europeos en crisis no han podido recuperarse a pesar de las ayudas y le reprochó que se olvide de las políticas en favor del crecimiento y de la creación e empleo para los jóvenes.

Alemania, subrayó el candidato del SPD, fue ayudada "de forma masiva" después de la II Guerra Mundial y tiene ahora una "responsabilidad" en Europa.

Merkel respondió diciendo que el crecimiento se tenía que lograr a base de reformas estructurales y recordó la Agenda 2010 de su antecesor, el socialdemócrata Gerhard Schröder.

"Gracias a la Agenda 2010, y no tengo problema en reconocer los logros de Gerhard Schröder, Alemania hizo las reformas que ayudó a que enfrentáramos con éxito la crisis. No entiendo porque los socialdemócratas ahora no estimulan a los países europeos a seguir el camino de las reformas", dijo Merkel.

En materia de política social y económica, Merkel y Steinbrück repitieron las líneas maestras de sus respectivos programas y formularon las críticas habituales a la contraparte.

Así, por ejemplo, Steinbrück insistió en la idea de introducir un salario mínimo interprofesional y de luchar contra la precariedad en el empleo a lo que Steinbrück respondió tratando de precisar los planes fiscales de su partido

"La CDU quiere despertar la impresión de que el SPD quiere meter la mano en todas las billeteras, eso es propaganda. Lo que queremos es que el 5,0 por ciento con mejores ingresos asuma más responsabilidad", dijo el candidato.

Sobre el final del debate, Merkel volvió a pedir el voto destacando ante todo su obra de gobierno.

" Ustedes me conocen. Han sido cuatro años buenos para Alemania y quiero que los próximos cuatro años también sean buenos, por eso les pido que voten por mi partido para que yo pueda seguir siendo su canciller", dijo Merkel. 

Contenido externo patrocinado