Ecuador, 17 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Más de 210 muertos deja la avalancha en Mocoa

La enorme avalancha que arrasó, durante la madrugada del sábado, zonas enteras de la ciudad colombiana de Mocoa dejó ayer 210 muertos, decenas de desaparecidos y 200 heridos que colapsaron el hospital del municipio.

A la tragedia, que enluta Colombia y que es la peor en la historia de Mocoa, se suman las dificultades para atender a las víctimas y buscar sobrevivientes entre los escombros. Esas son las tareas que han priorizado los cuerpos de socorro, mientras que la ciudad está colapsada por la suspensión de los servicios de agua potable y electricidad, y por la destrucción de caminos.

Decenas de personas caminaban ayer de un lugar a otro por la ciudad, en medio de los lodazales, en busca de sus familiares desaparecidos. Muchas de ellas se desplazaron al vecino municipio Villagarzón, unos 17 kilómetros al sur, pues hasta allá las aguas arrastraron a varias víctimas.

“Trabajamos todo el sábado recogiendo cuerpos. Eran niños, mujeres, adultos, ancianos, y tuvimos que improvisar una morgue en la Iglesia. En el día encontramos 63 cuerpos y en la noche los llevamos a Mocoa”, señaló el alcalde de Villagarzón, Jhon Calderón.

Laura López, una sobreviviente, dijo ayer a periodistas, en medio del llanto, que buscaba a 12 familiares “y no aparecen en la morgue, ni en el hospital, ni en los escombros de sus casas”.

Cientos de pobladores en Mocoa asisten a los cuerpos de socorro locales y a los que llegaron de regiones del país en la atención de la emergencia. Los voluntarios recorren las orillas del río Mocoa en busca de víctimas. Hasta ayer encontraban cadáveres.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, instaló en Mocoa, capital del sureño departamento de Putumayo, fronterizo con Ecuador, un centro de mando desde el cual se coordinan las labores de rescate.

Santos realizó ayer un consejo de ministros en el municipio para atender los requerimientos urgentes yplanificar la reconstrucción tras la avalancha que destruyó parcialmente 17 barrios de la ciudad, sobre todo San Miguel.

En las operaciones de búsqueda de sobrevivientes participan más de 300 integrantes de organismos de socorro que recorren la zona en botes, helicópteros, camionetas cuatro por cuatro y a pie.

Hasta las 14:00 horas locales del domingo (19:00 GMT) la cifra oficial de muertos ascendía a 210, de los cuales 43 eran menores de edad que fueron identificados.
Aumenta cifra de víctimas

Santos dijo que para resolver el problema de suministro de agua potable llegaron al municipio 10 carro-tanques y en la noche del domingo estaban previstos otros 10, así como tres plantas potabilizadoras de agua y varias plantas de energía eléctrica.

El presidente advirtió que “la cifra de muertos sube a cada momento y todavía hay muchos desaparecidos que no sabemos dónde están”.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, informó que 68 heridos fueron trasladados por vía aérea a las ciudades Neiva y Popayán para aliviar la carga al hospital del municipio, tras señalar que en las próximas horas llegarán expertos en emergencias para prevenir brotes de epidemias.

Cientos de damnificados que quedaron sin viviendas fueron concentrados en tres albergues en Mocoa, en donde reciben alimentos, frazadas, ropa y atención médica.

En la mayor parte de la ciudad, de unos 65.000 habitantes, se observan escombros, calles desechas, derrumbes, viviendas colapsadas y sedimento, lodo y piedras que fueron arrastrados por el agua luego de las intensas lluvias y la crecida de los ríos que atraviesan la ciudad.

Un habitante de la ciudad, Alberto Medina, dijo a periodistas que luego del aguacero del viernes, pasada la medianoche, se escuchó una alarma para que los pobladores de las riveras de los ríos desalojaran la zona, pero otras personas señalaron que no escucharon nada.

Según datos del servicio meteorológico, en esta zona del país caen 10.000 milímetros de agua al año, pero entre el viernes y la madrugada del sábado pasados cayeron 600 en  pocas horas.

El director de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonía, Luis Alexander Mejía, aseguró que la tragedia que  vive hoy Mocoa ya fue advertida en estudios de esa entidad.

“Hace nueve meses hicimos un taller con el Servicio Geológico Colombiano en el que advertimos que esto podía pasar por el uso inadecuado de los suelos, que agrava este tipo de eventos”, aseguró Mejía.

La Fiscalía General de Colombia envió 45 investigadores a Mocoa para determinar si las autoridades locales y nacionales encargadas de adelantar las acciones preventivas para evitar tragedias originadas por la temporada de lluvias cumplieron con su responsabilidad. (I)

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media