Maquinista es imputado por “homicidio por imprudencia”

28 de julio de 2013 00:00

España.- El conductor del tren que descarriló en Santiago de Compostela, provocando la muerte de al menos 78 personas, fue trasladado ayer a una comisaría, donde está detenido por “homicidio por imprudencia”, mientras que la Policía ha terminado de identificar los últimos cuerpos.

“Desde las 19:40 -hora local- del jueves está en condición jurídica de detenido por presuntos delitos de homicidio por imprudencia”, dijo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una rueda de prensa.

El maquinista José Francisco Garzón Amo, de 52 años, fue dado de alta del hospital, por la mañana, donde se recuperaba de las heridas leves que sufrió en el accidente, el pasado miércoles, y está ahora en la comisaría central de la ciudad. Hoy podría pasar a disposición judicial, añadió el ministro.

En las últimas horas, el gobierno -que habló de “indicios razonables”- y las autoridades ferroviarias apuntan al conductor como responsable del accidente por exceso de velocidad en la curva donde el tren descarriló.

“Cuatro kilómetros antes de que se produjera el accidente [al conductor] ya se le había notificado de que tenía que reducir la velocidad”, indicó el viernes Gonzalo Ferre, presidente de Adif, la estructura que gestiona la red ferroviaria, en declaraciones a la televisión pública española.

Las cajas negras del tren, que contienen los datos sobre la velocidad en el momento del accidente, están bajo custodia pero todavía no se han analizado, explicó Ana Pastor, ministra de Fomento, que insistió en la seguridad y la fiabilidad de la red española de trenes.

Por su parte el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pidió que se deje el tiempo necesario a los investigadores. “Pedimos que la investigación se haga con profundidad, no queremos comentarios ni conjeturas, lo que queremos son conclusiones”, reclamó en la rueda de prensa junto con el ministro del Interior.

En la curva cerca de Santiago, donde ocurrió el accidente, los técnicos seguían trabajando ayer para despejar la vía, que todavía estaba cerrada al tráfico. “La previsión es abrirla durante este  fin de semana”, informó una portavoz de Adif.

Contenido externo patrocinado