26 muertos en nueva protesta contra los rebeldes

Los hutíes se niegan a ceder el poder en Yemen

- 16 de febrero de 2015 - 00:00
Partidarios de Yemen del movimiento chiita de los hutíes, confiscaron más territorio en el país. En Yemen se desató temor de una reacción violenta. Foto: AFP

26 muertos en nueva protesta contra los rebeldes

Saná.-

Al menos 26 personas muertas y cientos de heridos se reportaron ayer tras los enfrentamientos entre rebeldes hutíes y la población suní en el sur de Yemen, informaron agencias internacionales.

Según el portal ruso RT, las protestas contra el movimiento chií, que tomó el poder en el país y formó su Gobierno provisional hace 2 semanas, se registran en Yemen cada día. Los rebeldes dispersan a los manifestantes con disparos.

Por su parte, la milicia chiita de los hutíes señaló ayer que está determinada a no ceder el poder en Yemen, a pesar de que faltaban pocas horas de un voto en que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomara una resolución que blande la amenaza de sanciones.

“El pueblo yemení no cederá ante ninguna amenaza”, afirmó el portavoz de los hutíes, Mohamed Abdesalam, quien asegura que su milicia ha emprendido “un proceso de autodeterminación, al abrigo de cualquier tutela” extranjera.

Las 6 monarquías del Golfo pidieron medidas coercitivas inmediatas contra los hutíes bajo el capítulo 7 de la Carta de la ONU, que permite ejercer presiones económicas y militares para la aplicación de las decisiones del Consejo de Seguridad.

El Consejo de Seguridad adoptaría una resolución que insta a la milicia a retirarse de las instituciones que controla, a liberar a los miembros del gobierno detenidos y a negociar, según fuentes diplomáticas.

Los milicianos chiitas deben, según este borrador, “implicarse con buena fe en las negociaciones” de paz auspiciadas por el emisario de la ONU Jamal Benomar.

También pide “la liberación del presidente (Abd Rabbo Mansur) Hadi, de su primer ministro y de los miembros del gabinete”, que se encuentran bajo arresto domiciliario desde que la milicia se hizo con el poder. Las monarquías petroleras del Golfo, recurrieron a la ONU por el miedo al caos tras el “golpe de Estado” de los hutíes en Yemen, donde, según dicen, Al Qaeda ha echado raíces y una corriente separatista ha resurgido en el sur.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP