Los estudiantes chilenos reanudan sus protestas

29 de marzo de 2013 - 00:00

Santiago.- Miles de estudiantes chilenos de colegios y universitarios participaron ayer en una marcha en el centro de Santiago para reiterar sus demandas de educación pública, gratuita, de calidad y el fin del lucro. La movilización fue criticada por autoridades del Gobierno y terminó con violentos enfrentamientos, ya que la Policía Militarizada (Carabineros) reprimió a los jóvenes.

La manifestación, convocada por estudiantes de secundaria y de universidades privadas, fue la primera del año con una amplia afluencia, que pretendía volver a poner en la agenda su reclamo de un cambio profundo en el sistema educativo del país.

La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), una de las principales agrupaciones de este nivel, y el Movimiento de Estudiantes de Educación Superior Privada (Mesup),  señalaron que unas 20.000 personas participaron en la manifestación, mientras la policía dijo que eran 4.000.

La columna de manifestantes inició su recorrido en la Universidad de Santiago y enfiló a La Alameda, la principal avenida de la capital. Los primeros choques con la policía ocurrieron unos veinte minutos después, cuando los agentes obligaron a los jóvenes a seguir la movilización por otra calle, una ruta trazada a última hora por las autoridades.

Grupos de encapuchados empezaron entonces a lanzar todo tipo de objetos contra la policía, incluso cócteles molotov. Los carabineros repelieron los ataques con gases lacrimógenos y chorros de agua. El coronel Hugo Insulza informó que 70 estudiantes fueron detenidos y un policía resultó herido durante los enfrentamientos.  

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, lamentó el comportamiento violento de algunos manifestantes y defendió la actuación policial. “Un grupo de estudiantes se siente con derecho a generar desórdenes, a dañar la propiedad, a interrumpir el tránsito y a generar violencia en Santiago”, dijo Chadwick. “¿Quién nos defiende de esos vándalos? Carabineros. ¿Quién nos defiende de los encapuchados que usan la violencia cualquiera sea el pretexto? Carabineros”, agregó el titular del Interior.

Los estudiantes iniciaron en 2011 sus reclamos por educación pública gratuita y de calidad, a través de una profunda reforma al sistema educativo chileno, considerado uno de los más segregados y desiguales del planeta, como herencia de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El presidente Sebastián Piñera soportó en 2011 las más masivas protestas callejeras de las últimas dos décadas y meses de ocupaciones ilegales de colegios y universidades.

En respuesta, su gobierno ha puesto en marcha una serie de reformas, como una rebaja en los créditos usados para pagar los aranceles universitarios y la entrega de becas, pero no ha accedido a cambiar los pilares del sistema educativo.

En Chile cada vez menos escolares asisten a colegios públicos gratuitos. La mayoría asiste a escuelas privadas en las que las mensualidades se pagan de forma compartida entre los padres y el Estado.

A nivel superior no existe la gratuidad, ni siquiera en las universidades estatales, que en la práctica funcionan como entes privados, al tener un bajo aporte público.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP