Los duques de Cambridge son padres de un niño

23 de julio de 2013 - 00:00

Londres.- Catalina Middleton, duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo, dio a luz ayer por la tarde a un niño, tercero en el orden de sucesión al trono del Reino Unido, anunció el palacio de Buckingham.

Después de varios días de espera y de un parto que ha durado poco más de quince horas, Catalina dio a luz a un niño en la clínica privada “Lindo” del hospital St. Mary’s, en el centro de Londres. “No podríamos estar más felices”, dijo el príncipe Guillermo sobre el nacimiento de su hijo, según un breve comunicado.

El anuncio del feliz acontecimiento inundó de inmediato las redes sociales y fue recibido con aplausos de parte de los turistas agolpados frente a las pesadas puertas enrejadas del palacio.

El niño “nació con buena salud” a las 16:24, hora de Londres (15:24 GMT), precisó el texto. “El bebé pesó 8 libras y 6 onzas (3,8 kilos). El niño y la madre están bien. El padre, el príncipe Guillermo, asistió al parto como lo había anunciado”, agregó el palacio.

La misma fuente indicó que la reina Isabel II y el duque de Edimburgo (bisabuelos), el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles (abuelos paternos), el príncipe Enrique (hermano de Guillermo) y las dos familias, entre ellos Carole y Michael Middleton, abuelos maternos, “fueron informados y están felices por la noticia”.

“Mi mujer y yo estamos locos de alegría por la llegada de mi primer nieto”, confirmó Carlos. “Es un momento importante para nuestra nación”, dijo el primer ministro británico David Cameron.

La familia real no ha informado aún del nombre del recién nacido, pero las casas de apuestas indicaron hoy que el favorito entre los británicos es Jorge, nombre del patrón de Inglaterra.

Como es tradición, tras el comunicado del palacio de Kensington, un emisario real llevó un papel firmado por el médico que atendió a Catalina, Marcus Setchell, para colocarlo sobre un gran caballete dorado ante las rejas del palacio de Buckingham.

Tras conocerse el anuncio, británicos y turistas se congregaron ante el palacio de Buckingham en medio de una explosión de alegría colectiva, con vítores hacia los duques y la familia real.

El nombre del bebé podría no ser revelado antes de varios días: los británicos tuvieron que esperar una semana antes de conocer el de Guillermo, y un mes el de Carlos.

Catalina, de 31 años, fue trasladada en coche desde el palacio de Kensington hasta el centro hospitalario a primera hora de la mañana de ayer, acompañada de su marido, que permanece a su lado.

En el hospital St. Mary’s también nacieron los dos hijos del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, príncipes Guillermo y Harry.

A los periodistas congregados desde hace dos semanas frente a las puertas de “La Lindo” se unieron ayer multitud de curiosos atraídos por el bullicio, que comenzó tras conocerse el ingreso de la duquesa y que centra la actualidad informativa de todos los medios de comunicación británicos.

El recién nacido viene a ocupar el tercer puesto en la línea de sucesión al trono de Inglaterra con independencia de su sexo, después de su abuelo Carlos y su padre Guillermo, y desplaza a su tío, el príncipe Harry, a un cuarto lugar.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP