El nivel 4 de alerta se mantiene en el país europeo y el consejo de seguridad se reunirá nuevamente

Los colegios y el metro, cerrados en Bruselas

- 23 de noviembre de 2015 - 00:00
La Policía belga, acompañada de fuerzas militares, acordonó varios puntos importantes y sitios turísticos por posibles amenazas terroristas. AFP

El nivel 4 de alerta se mantiene en el país europeo y el consejo de seguridad se reunirá nuevamente

Después de un fin de semana con militares afuera de los restaurantes y cordones policiales en Teintures, Marché au Charbon y Lombard, calles en el barrio que rodea la plaza mayor de Bruselas y el popular Manneken-Pis, la alerta máxima de nivel 4 continúa en Bélgica.

En las redes sociales los ciudadanos subieron fotografías con avenidas divididas por carros blindados, y en las afueras del hotel Radisson Blu se mostraron imágenes de militares bloqueando el paso. Todo era parte de un operativo iniciado a las 19:00 (hora en la capital belga) en busca de 2 sospechosos yihadistas (entre ellos Salah Abdeslam), quienes habrían tenido responsabilidad en los atentados de París.

Abdeslam, calificado de “enemigo público número uno”, sigue prófugo, 10 días después de la matanza en la capital francesa. Estaría en Bélgica, según 2 individuos que aseguran haberlo ayudado y que han sido imputados por la justicia belga.

La información de la alerta en Bruselas era tan difusa, que al inicio de las redadas las agencias hablaron incluso de que uno de ellos cargaba un cinturón de explosivos. La Policía belga solicitó un apagón a los medios para que los terroristas buscados no se enteren de los detalles de la operación a través de las redes sociales.

“Se pide no hacer comentarios en directo sobre las acciones en curso, mencionando, por ejemplo, los lugares”, informaron las autoridades en un comunicado. Ante este pedido los medios locales Le Soir, La libre Belgique y la cadena de televisión RTBF suspendieron las transmisiones.

El portal español 20minutos informó que las autoridades pidieron a los ciudadanos que no salgan de casa ni se asomen a las ventanas.

“Tememos ataques similares a los de París, con algunos individuos que abran fuego en varios lugares a la vez contra objetivos potenciales que pensamos pueden ser centros o vías comerciales, transportes públicos y lugares muy concurridos”, dijo el primer ministro belga, Charles Michel, en una rueda de prensa al término del Consejo Nacional de Seguridad.

El fuerte despliegue militar en las calles se mantendrá hasta hoy en Bruselas, al tiempo que en los colegios, universidades, museos y hasta el metro fueron suspendidos por lo menos durante el lunes. Michel también recomendó “disminuir los grandes eventos con mucha gente”.

Bélgica estuvo en máximo nivel de alerta en mayo de 2014, tras un atentado al museo judío, en 2007. En ese entonces se desmanteló un plan yihadista y detuvieron a 14 personas que pretendían atacar una prisión para liberar al terrorista Nizar Trabelsi. La emergencia se mantuvo 2 semanas. Las autoridades belgas se reunirán hoy para evaluar la situación que atraviesa el país y Europa. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: