ENTRE LAS VÍCTIMAS HAY 20 MENORES DE EDAD

Los bombardeos rusos en el suelo sirio dejan 50 fallecidos

13 de noviembre de 2017 00:00

Cincuenta civiles murieron en bombardeos, principalmente obra de la fuerza aérea rusa, contra dos campos de desplazados y sectores contiguos del este de Siria desde el viernes en la noche, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En total, 50 civiles, incluidos 20 niños, fallecieron en los ataques perpetrados contra dos campos de desplazados y aldeas en los que se refugiaron civiles huidos de Bukamal, la última localidad controlada por el grupo Estado Islámico (EI) y situada cerca de la frontera con Irak, según el OSDH.

El sábado, la misma fuente comunicó de la muerte de 26 civiles. Pero el balance fue revisado la tarde del domingo, pues 13 heridos fallecieron desde entonces, precisó el Observatorio.

Además, 11 civiles perdieron la vida en nuevos bombardeos rusos sucedidos ayer contra dos puntos de paso utilizados por la población para cruzar el Éufrates, según el OSDH.

Las fuentes en las que se basa el OSDH identifican a los autores de los bombardeos en función del tipo de aviones, su localización y la munición empleada.

El sábado, los yihadistas recuperaron el control de Bukamal, tras los violentos combates y ataques con coches bomba contra las fuerzas del régimen, apoyadas por la fuerza aérea rusa, que el jueves anunciaron que reconquistaron la ciudad.

En 2014 y por un fulgurante avance, los yihadistas se apoderaron de casi la mitad de Siria y de un tercio del vecino Irak, pero tres años después el EI perdió la mayoría de esos territorios. La guerra en Siria comenzó en 2011 tras la represión de manifestaciones pacíficas. Con el transcurso de los años se convirtió en un conflicto con múltiples actores. Hasta ahora dejó más de 330.000 muertos y millones de desplazados y refugiados. (I)

Las más leídas