Especial coronavirus

Líderes mundiales protestan en contra del plan de anexión de Israel

- 05 de julio de 2020 - 00:00
Jóvenes participan en una protesta en contra del plan de anexión de Israel de algunas regiones ubicadas en Cisjordania, en la ciudad de Gaza.
Foto: Anadolu

Solo EE.UU. respalda los planes del Gobierno israelí. Los palestinos se oponen, ya que quieren los territorios de Cisjordania y Jerusalén Este, junto con la Franja de Gaza, para el establecimiento de un futuro Estado palestino.

El plan del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, de anexionar los asentamientos judíos ilegales y el Valle del Jordán en la Cisjordania ocupada solo cuenta con el apoyo de Estados Unidos hasta el momento.

El 28 de enero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció su llamado “Acuerdo del Siglo”. En él se refiere a Jerusalén como “la capital indivisa de Israel” y reconoce la soberanía israelí sobre grandes partes de Cisjordania.

El plan incluye el establecimiento de un Estado palestino fuertemente fragmentado, conectado por puentes y túneles. Los funcionarios palestinos dicen que, según el plan de Estados Unidos, Israel anexaría entre el 30% y el 40% de Cisjordania, incluyendo toda Jerusalén Este.

El 17 de mayo, Netanyahu prometió anexar los asentamientos judíos de la Cisjordania ocupada. “Estas áreas del país son lugares de nacimiento de la nación judía. Es hora de aplicar la ley israelí sobre ellos”, dijo Netanyahu al Parlamento de Israel (Kneset) al presentar su gobierno de unidad.

Se esperaba que Israel llevara a cabo la anexión el 1 de julio, según lo acordado entre Netanyahu y su socio de gobierno, Benny Gantz, pero las objeciones de este sobre la forma de implementar el plan y el momento, así como la postura de Estados Unidos de “no apresurarse” hicieron que se suspenda por ahora.

Fuentes cercanas a Netanyahu comentaron que la anexión podría realizarse a finales de este mes. Mientras tanto, las negociaciones entre oficiales estadounidenses e israelíes continúan.

Las reacciones

La reacción de Jordania al plan de anexión fue, hasta ahora, la más contundente y enérgica entre las respuestas de los países árabes. El primer ministro de Jordania, Omar Razzaz, advirtió que podrían verse obligados a revisar sus relaciones con Israel si este implementa su plan de anexión.

Arabia Saudita, Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU) se conformaron con condenar el plan en vez de anunciar acciones concretas contra él.
Llama la atención la cooperación entre EAU e Israel en materia de sanidad con motivo de la pandemia, así como la ausencia del embajador de Egipto en los territorios palestinos durante un evento organizado en la ciudad de Ariha (Jericó) por la Administración Palestina en protesta del plan.

La Liga Árabe tachó el plan de “crimen de guerra” contra los palestinos y de violación de las resoluciones de las Naciones Unidas.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, reiteró que el plan viola el derecho internacional y que dañará la iniciativa de dos Estados para solucionar el conflicto palestino-israelí.

En su discurso durante el evento en Jericó, el coordinador especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Medio (Unsco), Nikolai Mladenov, dijo que el plan de Israel pone fin al establecimiento de un Estado palestino.

La UE se limitó a emitir notas en contra del plan, mientras que algunos países miembros del bloque europeo expresaron estar en contra de tomar medidas contundentes contra el Gobierno israelí. Mientras Rusia y China rechazaron el plan y señalaron que podría provocar un bucle de violencia en la región y desestabilizarla.

Palestinos se enfrentan con Ejército israelí

Murad Shteiwi, coordinador de los Comités de Resistencia Popular en la ciudad de Kafr Qaddum, al este de la ciudad de Kalkilia, en Cisjordania, confirmó que diferentes enfrentamientos estallaron en los últimos días entre palestinos y el Ejército israelí contra los asentamientos israelíes y los planes de anexión de Israel.

El funcionario agregó que al menos 15 manifestantes resultaron heridos por balas de goma, mientras que decenas más resultaron afectados por gases lacrimógenos y fueron tratados por médicos en la ciudad de Kalkilia. El subjefe del movimiento político Fatah, Mahmoud Al-Aloul, también se unió a la protesta.

Funcionarios palestinos señalaron que bajo el llamado plan de paz de Estados Unidos, Israel anexará entre el 30% y 40% de Cisjordania, incluyendo toda Jerusalén Este y el Valle del Jordán.

Aproximadamente 650.000 judíos israelíes viven actualmente en más de 100 asentamientos construidos desde 1967, cuando Israel ocupó Cisjordania y Jerusalén Este.

Los palestinos quieren estos territorios, junto con la Franja de Gaza, para el establecimiento de un futuro Estado palestino. El derecho internacional considera a Cisjordania y a Jerusalén Este como “territorios ocupados” y cataloga que toda actividad de construcción de asentamientos judíos allí es ilegal. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP