Los LeBarón registran 35 ataques en México

- 07 de noviembre de 2019 - 00:00
Miembros de la familia LeBarón acudieron al lugar de los hechos a la altura de San Miguel, Bavispe, Sonora.
Tomada de: Cuartoscuro

En 2009 secuestraron a un miembro de la familia, luego mataron a otro y a un amigo cercano. Hace semanas recibieron amenazas por “andar de chismosos”.

Con casi 100 años de historia, la colonia mormona LeBarón y esta familia - de origen estadounidense- han sido víctimas de 35 ataques en los últimos 12 años. El lunes murieron nueve miembros ( entre ellos seis niños) abaleados por parte del crimen organizado. La actuación del Estado genera críticas.

Durante una entrevista con la CNN, el internacionalista Edgardo Buscaglia recomienda que el Estado mexicano no minimice al ataque con el argumento de que “quizás fue una confusión entre grupos delictivos que buscan controlar la región”.

“Yo le dejaría esos argumentos a los abogados defensores del cártel de Sinaloa y no al Secretario de Seguridad Pública (Alfonzo Durazo)”, condenó.

El analista internacional agregó que esta comunidad - LeBarón- era asediada por el crimen organizado. Al igual que otras comunas que están capturadas por la delincuencia organizada, donde la sociedad tiene que trabajar para ellos o son asesinados.

“Él -Secretario de la República- tiene que judicializar esta causa siguiendo la línea de investigación con los más de 35 ataques que registra  la familia LeBarón por su resistencia”, detalló Buscaglia.

De acuerdo con el Secretario de Seguridad Pública, las camionetas en las que viajaban tres mujeres y 14 menores fueron emboscadas por grupos armados por una confusión.

Tras la versión del gobierno, Adrián LeBarón, padre y abuelo de las víctimas, negó la posibilidad de confusión. “Las mujeres se bajaron de los carros, las miraron y las acribillaron - hay testigos, los niños sobrevivientes-. Ellos - los criminales- las miraron, las mataron y luego quemaron los carros”, relató.

LeBarón agregó que desconoce los motivos del ataque. Sin embargo, confirmó que semanas antes recibieron amenazas para dejar de “andar de chismosos” con el Gobierno. El hombre enfatizó que las autoridades actuaron de forma muy lenta.

La familia LeBarón es víctima de la violencia de los cárteles desde hace 12 años. En 2009, Éric LeBarón fue secuestrado y regresó ileso luego de que su familia se negó a pagar $ 1 millón en extorsión.

Posteriormente, su hermano mayor Benjamín se convirtió en un activista contra el crimen conocido a nivel nacional, que presionó a la comunidad local a tomar una posición contra la violencia.

Dos meses después, Benjamin LeBarón, de 32 años, y su cuñado Luis Widmar fueron golpeados y asesinados en Chihuahua. La familia recibió una sábana con un mensaje por su postura antidelincuencial.

Los seis niños sobrevivientes están en un hospital estadounidense bajo observación médica y con cuadros agudos de traumatismo.

La concejal de la Alcaldía  de Cuauhtémoc, Ana Villagrán, indicó en una entrevista con Televisa que las contradicciones del Gobierno no pueden continuar.

“No vamos a esperar que la familia pida protección federal, cuando ellos la tenían desde el 2013, pero se la retiraron en el 2015. Al final de cuenta la familia está muerta”, condenó la funcionaria.

El martes el presidente de EE.UU., Donald Trump, ofreció su ayuda militar a México para “librar la guerra contra los cárteles de la droga”. Sin embargo, su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no quiere combatir la violencia con más violencia.

La lenta actuación de la policía
La Fiscalía de Chihuahua afirmó que la respuesta de las autoridades se atrasó debido a un asunto de comunicación que impidió el intercambio efectivo de información.

Las autoridades de Sonora arrestaron a una persona. Sin embargo, ayer se descartó su vínculo con el atentado.

El gobierno mexicano ayer identificó a la banda La Línea como la presunta responsable de la masacre (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: