Ecuador, 30 de Junio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La vida a 300 kms de velocidad, se siente diferente

La vida a 300 kms de velocidad, se siente diferente
Byron Galarza/El Telégrafo
21 de junio de 2022 - 09:31 - Byron Galarza

El tren forma parte de la extensa red de 600 mil kilómetros de vías férreas y carreteras que tiene China a lo largo y ancho de toda su geografía, hay vías secundarias para trenes de pasajeros pero a velocidad normal a unos 80 o 100 kms x horas, sin embargo el Tren de Alta Velocidad supera los 300 kms por hora y lo convierte en el más rápido del mundo.

Desde Hangzhou ciudad de 13 millones de habitantes, el autobús nos lleva a la estación este de trenes del sistema de ferrocarriles China Rail Way, una hora de camino, miles de pasajeros utilizan el sistema para trasladarse a otras ciudades, en un centenar de andenes y conexiones a todo el país. Solo en allí, unos 100 mil pasajeros diarios se mueven las 24 horas de funcionamiento del sistema. El pasaje va entre los 30 USD el económico y 90 USD el más costoso (599 yuanes al tipo de cambio) el Tren de Alta Velocidad.

La seguridad es extrema, no solo la sanitaria donde se pasan los filtros de temperatura con máquinas y scanner sino también la física, un pequeño ejército de policías y agentes de seguridad local controlan y supervisan el normal desarrollo de la movilidad, en una gigantesca estación de trenes.

La barrera del idioma es la mayor dificultad en estos trayectos de viajero no frecuente, pues muy pocos chinos hablan inglés y los agentes policiales tampoco, lo cual es un tropiezo al embarcar, ya que la verificación de datos personales en sus sistemas y la física con el extranjero, hacen un dilema el mutuo entendimiento, por ello la transcripción con los teléfonos en preguntas con el traductor ayuda en algo.

La rigidez del control de la política cero COVID es una prioridad, con 1400 millones de habitantes, por eso cada detalle es minucioso, la única manera de evitar un incremento exponencial de contagios. Un promedio de 40 a 50 casos diarios puede reportar una ciudad como Beijín la capital, donde 13 millones de personas tienen un único código QR en la aplicación llamada Wechat, con el que se mueve un habitante a espacios públicos cerrados y abiertos, lo que significa presentar el “Beijín Health Code” en cada sitio.  

En el vagón del tren la señalética en chino no ayuda en la ubicación, así que a señas o la asistencia de las azafatas o el policía del vagón se llegan. No hay abierta una red de wifi; la comida y bebida cuestan y caro, como en el mundo capitalista de occidente, es un lujo que pocos chinos pueden darse, pero es el exitoso modelo de libre mercado, el que tiene lo paga. Los trenes van llenos, unos 400 pasajeros viajamos en 6 vagones de esa ruta a Beijín con varias paradas en un recorrido normal.

La velocidad del tren es increíblemente rápida y nos podemos dar cuenta cuando cruza otro del lado contrario, a una velocidad de segundos que no nos permite visualizar su presencia, apenas un sacudón al cruzar ambos entre las rieles; en cuatro horas y media de trayecto, hemos recorrido 1200 kms hasta llegar a la gran capital pasando por un centenar de pueblos y ciudades donde en algunas estaciones suben y bajan pasajeros.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media