La izquierda italiana da un ultimátum al líder populista

05 de marzo de 2013 00:00

Italia parecía que avanzaba poco a poco hacia otra convocatoria electoral ayer después de que el líder de centroizquierda, Pier Luigi Bersani, enviara un ultimátum al del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Beppe Grillo, para que apoye un gobierno provisional o “todos nos iremos a casa”.

En una aparición en la cadena estatal RAI, el domingo en la noche, Bersani descartó otro gobierno tecnócrata como el último dirigido por Mario Monti. En la votación ningún partido tuvo mayoría suficiente en el Parlamento, por lo que la única solución de gobernabilidad pasa por una alianza entre rivales. “Ahora (Grillo) debe decir lo que quiere, de otra forma todos nos iremos a casa, incluido él”, dijo Bersani.

Por su parte, Grillo se reunió ayer con los 163 diputados y senadores electos de su formación, un encuentro de gran interés para el futuro de Italia y el primero de este tipo con sus designados parlamentarios.

En la formación están “todos de acuerdo a seguir por nuestro camino y cambiar con las leyes que propondremos”, aseguró Grillo tras descartar un acuerdo.