La crisis de desabastecimiento llegó a los supermercados del Reino Unido

La Navidad podría adelantarse por la falta de alimentos.
11 de octubre de 2021 18:15

Reino Unido vive una de las crisis más importantes de su historia, no solo por la falta de combustibles en las estaciones de servicio, sino que ahora se suma el desabastecimiento en los supermercados y el aumento de precios en los alimentos.
Un estudio de la Oficina de Estadísticas Nacionales mostró que el 17% de los adultos encontraron que los alimentos esenciales que buscaban no estaban disponibles, mientras que casi una cuarta parte tuvo el mismo problema con los no esenciales.
La escasez de productos se originó por un aumento de la inflación, junto a una crisis energética y de la cadena de suministros. La nación se ha visto afectada por la pandemia del covid-19, que profundiza aún los problemas económicos.
Aunque parecía que con el proceso de vacunación se recuperarían, la alta demanda de consumo ha sido más rápida de lo esperado. Los productores de materias primas enfrentan dificultades para mantenerse al día, lo que ha provocado un aumento en los precios de venta.
Por otro lado, durante la pandemia muchos trabajadores perdieron sus empleos o tuvieron que adaptarse al trabajo en casa. Estas personas ahora buscan un empleo formal y presencial, pero los salarios son muy bajos. Esto hace que los británicos no estén tan interesados en trabajos que consideran mal pagados, con horarios largos e irregulares.
Una de las industrias más afectadas es la de transporte. La falta de conductores es otro factor para el desabastecimiento. Reino Unido está cerca del invierno, pero hay estimaciones de que en Navidad faltarán alimentos, por lo que en supermercados locales instan a los ciudadanos a realizar sus compras con antelación.
“La industria ha advertido que solo para las entregas de alimentos navideños se necesitarán 15.000 conductores adicionales, sin mencionar la colosal brecha que los ministros ya no han planeado o abordado adecuadamente”, dijo el secretario de Transporte, Jim McMahon.
“Si el primer ministro no trata esta crisis con la seriedad que se requiere y muestra una ambición real para abordarla, los trabajadores continuarán pagando el precio con costos crecientes, facturas de energía disparadas y estantes desnudos este invierno”, concluyó.
Mientras tanto, el Gobierno abrió vacantes para que migrantes de todo el mundo apliquen por plazas laborales en los sectores de la agricultura y el transporte. Sin embargo, acceder a estos puestos requiere de un proceso especial, con costo incluido.

Contenido externo patrocinado