Financiamiento de Keiko Fujimori la mantiene en juzgados

- 25 de noviembre de 2019 - 00:00
Foto: EFE

Los nuevos testimonios sobre el lavado de activos de la líder del partido Fuerza Popular durante su campaña generan un nuevo escándalo político.

La líder opositora peruana Keiko Fujimori este lunes 25 de noviembre de 2019 tiene previsto ser interrogada por el fiscal José Domingo Pérez a raíz de la declaración del banquero Dionisio Romero, quien afirma que le entregó $ 3,6 millones para su campaña de 2011, informó el magistrado.

Pérez, quien investiga a Fujimori y a la cúpula de su partido Fuerza Popular por lavado de activos, opinó que las declaraciones de Romero permiten “acreditar una modalidad criminal”, que se ejecutó mediante el ‘pitufeo’ (depósitos bancarios) para ocultar información.

El presidente del directorio del Grupo Romero, Credicorp y el Banco de Crédito del Perú, confesó que él le ofreció personalmente apoyo económico a Keiko.

Romero detalló que el monto “se fue gestando en la medida” que veían “cómo subía en las encuestas el candidato financiado por Venezuela”, en alusión a -Ollanta- Humala, investigado igualmente por aportes de Odebrecht.

La excandidata presidencial, por su parte, argumentó en su defensa el anonimato de los contribuyentes. Sin embargo, esta última denuncia logró la postergación en el Tribunal Constitucional (TC) sobre el debate de su hábeas corpus por el caso Odebrecht.

El análisis que posiblemente se retome esta semana podría agregar el testimonio del exjefe de campaña, Yoshiyama Sasaki, quien indicó que parte de su estrategia implicaba que se busque o presione a los falsos aportantes para que mantengan su versión de que sí habían entregado dinero en la campaña de Keiko de 2011.

De acuerdo a su testimonio, esto se daba mientras apelaban que los abogados del estudio Oré Guardia usen sus contactos con jueces y fiscales para frenar los procesos dentro de la Fiscalía.

La hija del expresidente Alberto Fujimori actualmente cumple una prisión preventiva de 18 meses debido a la investigación por los presuntos aportes de la empresa brasileña Odebrecht a sus campañas de 2006 y 2011.

La Fiscalía peruana del caso Lava Jato acusa a la líder opositora de lavar $ 1,2 millones que supuestamente Odebrecht entregó para su campaña en 2011.

Sin embargo, la líder de Fuerza Popular niega cualquier tipo de financiamiento ilegal. En paralelo, su esposo ha efectuado huelgas fuera de la prisión pidiendo el “fin de la persecución política” y su pronta libertad.

Argumentos de la Fiscalía

El fiscal José Domingo Pérez recordó que es “innegable que hay una versión que fue dada por la investigada, de negar la recepción de dinero en efectivo”, de parte de Keiko, lo que ha sido desmentido por Romero en su declaración ante la Fiscalía.

El testimonio indicó que Fujimori estuvo presente en algunas de las entregas del dinero, en efectivo y en maletines, y que procedía, según Romero, del “dinero de los accionistas”.

A raíz de estas declaraciones, Humala respondió también a través de Twitter que en “2006 enfrentamos a quienes se creían dueños del Perú. Los ‘12 apóstoles’ que junto a Alan García crearon el fantasma del chavismo. Con la misma consigna, el 2011 financiaron al fujimorismo, botaron a periodistas independientes y compraron líneas editoriales”.

“Luchamos contra ellos, contra sus prejuicios, y los vencimos”, agregó el exgobernante (2011-2016) en referencia a las elecciones de 2011, en las que derrotó a Keiko Fujimori tras perder en la segunda vuelta de 2006 ante el expresidente Alan García. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP