Juez del caso de la masacre de El Mozote da cinco días a Bukele para entregar archivos

El caso se refiere a un hecho que ocurrió en la localidad salvadoreña El Mozote, en 1981, en que presuntamente elementos militares dieron muerte a miles de civiles, la mayoría indígenas.
23 de octubre de 2020 10:03

El juez Jorge Guzmán, que se encuentra el frente del caso de la masacre de El Mozote, perpetrada en 1981 y en la que murieron casi un millar de civiles, dio un plazo de cinco días al presidente Nayib Bukele, para entregar los archivos del Ejército que supuestamente han sido desclasificados.

En una resolución, Guzmán señaló que ya han pasado 26 días desde que el mandatario anunció que entregaría los archivos extraídos de las Fuerzas Armadas, los cuales no han sido aún remitidos al juez.

El pasado 24 de septiembre, Bukele ordenó la búsqueda de los archivos en cuestión, de los que dijo haber encontrado unos cuantos. Tal y como aseguró entonces, el resto fue destruido.

En un mensaje televisado, Bukele mostró cinco cajas marcadas con años comprendidos entre 2015 y 2020, según informaciones del diario salvadoreño El Mundo. Sin embargo, el juez advirtió este viernes 23 de octubre que la sustracción de los archivos estaba prohibida en un inicio.

Especificó que Bukele "habría mostrado desconocimiento" sobre varios asuntos. El propio Guzmán pudo finalmente a mediados de octubre ingresar finalmente a una instalación gubernamental para verificar si existe información relacionada con la matanza, después de que el Ejército de El Salvador bloqueara su acceso a estos archivos reiteradamente.

Guzmán acudió al Archivo General salvadoreño acompañado de fiscales, acusación particular y tres peritos forenses para recuperar información relacionada con la masacre. Efectivos militares llegaron a bloquear a Guzmán hasta en cuatro ocasiones, a pesar del pronunciamiento de la Corte Suprema del país, que concluyó que las inspecciones en archivos militares son legales y no perjudican a las Fuerzas Armadas.

Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas concluye que entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, soldados presuntamente pertenecientes al Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron a más de mil pobladores del caserío El Mozote y otros lugares cercanos, en el departamento de Morazán, a 180 kilómetros al noreste de la capital del país, San Salvador, en busca de guerrilleros. (I)

Contenido externo patrocinado