Jeanine Áñez asume presidencia de Bolivia y Morales promete volver

- 13 de noviembre de 2019 - 00:00
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, saluda a su llegada este martes al Aeropuerto Internacional de México.
EFE

La legisladora opositora se autoproclama mandataria interina de Bolivia en una sesión sin quórum en el Senado. El exmandatario está en México; abandonó su país, donde la convulsión social continúan a pesar de su renuncia.

El renunciante presidente  Evo Morales abandonó suelo boliviano en un avión militar y se trasladó a México, donde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador le concedió un asilo político. Dijo que le “duele” abandonar Bolivia y que volverá “con más fuerza”.

Mientras tanto, la legisladora opositora de Bolivia Jeanine Áñez asumió la Presidencia provisional del país, tras la apertura de la Asamblea Legislativa en el Senado, y luego de suspenderse la sesión en la Cámara de Diputados por falta de quórum, informó el periódico local El Deber.

La sesión de la Cámara baja que convocó Áñez, exsegunda vicepresidenta del Senado, para tratar la renuncia de Morales, fue suspendida ayer y se reprogramó para hoy.

La bancada del Movimiento al Socialismo (MAS), de Morales, no asistió al Parlamento, por “falta de garantías” para que los congresistas pudieran llegar a La Paz, ante las barricadas y la presencia militar que rodean al recinto.

En la tarde, en una sesión relámpago en el Senado, Áñez se autoproclamó como mandataria interina: “Asumo de inmediato la presidencia de Bolivia prevista en el orden constitucional. Se trata de llevar adelante el proceso y convocar a elecciones lo más antes posible”.

En una alocución pública previa, Áñez explicó que su ascenso a la primera magistratura se da por línea de sucesión de cargos; sin embargo, aclaró que antes debería asumir la presidencia del Senado.

Tras la renuncia de Morales, también renunció el vicepresidente Álvaro García Linera, quien debía tomar las riendas del país, de acuerdo al artículo 169 de la Constitución boliviana; en la línea seguía la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, quien se sumó a las dimisiones.

En México

Al aterrizar en Ciudad de México, Morales agradeció al gobierno de López por “salvarle la vida” y reiteró que renunció al poder en Bolivia para evitar un derramamiento de sangre. El canciller mexicano Marcelo Ebrard recibió a Morales en el aeropuerto de la capital.

Allí Morales denunció que el sábado 9 de noviembre, un día antes de renunciar, un miembro del equipo de seguridad del Ejército le informó en el trópico de Cochabamba que militares pidieron su cabeza a cambio de $ 50.000.

“Por eso digo que estamos agradecidos por salvarnos la vida”, reiteró el exmandatario,  quien viajó acompañado de su vicepresidente, Álvaro García Linera, y la ministra de Salud, Gabriela Montaño. Los medios bolivianos agregaron que también lo acompañan sus dos hijos y su hermana.

Morales, excocalero y líder sindical, fue el primer presidente indígena del país y estuvo en el poder durante 13 años y nueve meses, más tiempo que cualquier otro líder latinoamericano.

Durante su gestión, impulsada por el auge de las materias primas y las exportaciones de gas y minerales del país, la economía de Bolivia creció alrededor del 4,9% anual, como promedio. Según el Banco Mundial, la pobreza cayó del 63% al 35% y la riqueza también llegó a la población a través de muchos programas sociales.

Morales renunció solo tres semanas después de su controvertida reelección y tuvo que pedir asilo político en México. Tras la votación del 20 de octubre, Morales se declaró vencedor en la primera vuelta, a pesar de las dudas expresadas por la oposición y los observadores internacionales.

Sus opositores lo acusaron de fraude electoral. Las Fuerzas Armadas le quitaron su respaldo y le recomendaron apartarse del poder para evitar un derramamiento de sangre. Las protestas en el país ya suman cuatro muertos y más de 380 heridos.

El expresidente y sus aliados denunciaron un golpe de Estado. “Como en octubre de 2003, Carlos de Mesa (candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana), el golpista cómplice del prófugo Gonzalo Sánchez de Lozada, inaugura su golpe de Estado con represión para causar muertos y heridos en La Paz y El Alto”, afirmó Morales. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: