Italia en alerta por la erupción y fuerte actividad del volcán Etna

- 26 de diciembre de 2018 - 00:00
Un hombre que viaja en moto se detiene para tomar una foto de una creciente columna de humo proveniente del volcán Etna, en Catania.
Foto: EFE

Uno de los volcanes más activos del mundo, ubicado en zona de la isla de Sicilia, arrojó lava y cenizas. Más de 150 temblores se registraron entre lunes y martes. Cerraron el aeropuerto de Catania durante una hora como prevención.

La erupción del Etna altera ligeramente la vida en Catania. El volcán, uno de los más activos del mundo, ubicado en la isla de Sicilia, en Italia, comenzó a despedir lava y cenizas, en medio de una actividad sísmica inusualmente elevada, confirmó el observatorio local.

Se registraron más de 150 temblores en toda la región, el mayor de magnitud 4,3 en la escala Richter en la tarde del lunes, según el Instituto nacional de Vulcanología de Catania. Se reportó que la lava fluye desde una nueva grieta en la ladera sureste del volcán.

Un video grabado a 2.500 metros de altura desde una de las laderas del volcán, que mide 3.500 metros, daba muestras de lo rápido que se extendía la ceniza.

Eugenio Privitera, director del Observatorio del Etna, explica a Euronews cómo se registraron desde el centro los temblores producidos por el volcán: “Después de las 09:00, local, hemos registrado un pequeño temblor. Al poco tiempo hemos visto más de 100, muchos de ellos localizados a poca profundidad, al lado de los cráteres que rodean la cima. Más tarde hemos registrado temblores alrededor de todo el volcán, particularmente en borde sur del valle del Bove”.

El propietario de un refugio en la montaña dijo que ordenaron a los alpinistas descender a una altura no mayor de 1.900 metros (6.230 pies). Por el momento, no hay reportes de lesiones o daños en infraestructuras.

Pese a que la ceniza arrojada no causa problemas a los residentes de los pueblos y ciudades cercanas, el aeropuerto de Catania reanudó ayer los vuelos tras una hora de estar suspendidos pero con limitaciones, permitiendo solo cuatro aterrizajes por hora durante parte del día. Al final de la tarde del lunes, hora local, volvió a operar con normalidad.

El Instituto Nacional de Vulcanología de Catania estudia de cerca la evolución de las últimas horas del Etna. Los expertos vulcanólogos también confirman algo que se sospechaba desde hace tiempo, y es la conexión entre la actividad del Etna y el Estrómboli, la célebre “isla-volcán” del archipiélago siciliano de las Islas Eolias que aparece también en la novela Viaje al centro de la Tierra, de Julio Verne.

A principios de 2017, el Etna también registró una fuerte actividad. En marzo de ese año, una explosión que arrojó piedras y otros materiales alcanzó a un grupo de turistas que se acercaron hasta el lugar para observar de cerca el movimiento, lo que dejó como saldo 10 heridos leves.

En el pasado el volcán, el más activo de Europa, sometido a constante vigilancia, fue responsable de diversos episodios de destrucción, como cuando en 1699 una erupción arrasó casi totalmente la ciudad de Catania.
Aunque el Etna registra erupciones de forma frecuente, el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia dijo en agosto pasado que el volcán creció más rápido que nunca en los últimos años.

En marzo, un equipo de expertos del Reino Unido indicó que toda la estructura del volcán más importante de Europa se dirigía hacia el mar a una velocidad de 14 milímetros por año. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: