27 menores hacinados en la nave “Open Arms” desembarcaron en Italia

- 17 de agosto de 2019 - 21:20
El barco se encuentra junto a las costas de Lampedusa (Italia) desde hace dos días sin que se haya autorizado el desembarco de los migrantes.
Foto: EFE

Tras varios llamamientos dramáticos de su tripulación, que temía por la seguridad, el buque “Open Arms” de la ONG española homónima pudo desembarcar este sábado 17 de agosto de 2019 en la isla italiana de Lampedusa a 27 menores no acompañados, pero siguen a bordo 107 personas rescatadas hace 16 días en el Mediterráneo en condiciones muy difíciles.  

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, cada vez más solo en su intransigente postura de no permitir el desembarco de estos informales, dio su brazo a torcer, de mala gana y declarando que lo hacía contra su voluntad, después de que el primer ministro, Giuseppe Conte, se lo pidiera dos veces por carta.

Contra mi voluntad y como un ejemplo más de mi leal colaboración, dispongo que no se pongan obstáculos a la ejecución de su decisión”, escribió el líder ultraderechista en su respuesta a Conte, no sin advertir de que se trataba de “un peligroso precedente”.

Poco después, dos lanchas de la Guardia Costera y de la Guardia de Finanzas italianas recogieron del “Open Arms” a los 27 menores no acompañados para transferirlos a tierra firme, en medio de aplausos y abrazos entre los que se iban y los que se quedaban.

Una operación supervisada por la Fiscalía de Agrigento (Sicilia), de la que depende Lampedusa y que investiga el presunto delito de secuestro de personas por este bloqueo a bordo del barco a pesar de que hace unos días un tribunal italiano anuló la prohibición de Salvini para que el “Open Arms” entrara en aguas territoriales.

Los 27 chicos -trece eritreos, cinco sudaneses, dos de Chad, dos de Gambia, uno de Ghana, uno de Mali, uno de Nigeria, uno de Etiopía y uno de Egipto- fueron trasladados a un centro de acogida tras pisar tierra.

Mientras se realizó el desembarco, el líder de la ultraderechista Liga apareció sonriente en una playa con su hija en brazos en una foto en Facebook. “Tomando en brazos a mi princesa, todos los insultos contra mí desaparecen”, escribió en su post. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: