Israel usa ley antiboicot en contra de congresistas

- 17 de agosto de 2019 - 00:00
De izquierda a derecha: Las congresistas Rashida Tlaib y Ilhan Omar en el capitolio en Washington durante una reunión el mes pasado.
Tomada de: www.nbcnews.com

La medida, diseñada para los críticos del gobierno, bloqueó la entrada a 14 personas desde 2017. Por primera vez se usa con funcionarias de EE.UU.

Las congresistas demócratas estadounidenses, Rashida Tlaib (Míchigan) e Ilhan Omar (Minnesota) fueron impedidas el jueves de visitar Israel. Las autoridades amparan su restricción en la “Ley antiboicot” diseñada  para los críticos del gobierno. 

Tlaib y Omar son las dos primeras mujeres musulmanas electas al congreso estadounidense y ambas apoyan  a los palestinos y el movimiento de boicot.

A esto se le agrega que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un llamado a Israel para que les impidiera la entrada. Aprobada en 2017, la ley está dirigida a quienes apoyen abiertamente el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que llama a individuos e instituciones a presionar a Israel para que ponga fin a la ocupación de gran parte de Cisjordania.

El diario The New York Times publicó que el objetivo del boicot es que se permita que los palestinos y sus descendientes en la diáspora vuelvan a los hogares de los que fueron desplazados después de la creación de Israel en 1948.

Según Ben Moore, vocero del Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel, encargado de enfrentar el movimiento de boicot, son 14 las personas a quienes se les ha denegado la entrada al país, resguardados por esta ley.

Sin embargo, el jueves fue la primera vez que la legislación se utilizó en contra de congresistas estadounidenses, aunque ya se les había negado el ingreso en 2017 a siete políticos franceses y parlamentarios de la Unión Europea, según The Jerusalem Post.

Israel también utilizó la ley el verano pasado para impedir la entrada de Ariel Gold, una estadounidense judía que es una de las directoras del grupo antibelicista Code Pink, que apoya el movimiento de boicot.

Tras el rechazo por la medida, el viernes Israel comunicó que permitiría el ingreso de Tlaib al país para que visitara a su abuela, quien vive en Cisjordania. No obstante,  ella declinó invocando sus principios y dijo: “El viaje en esas condiciones opresivas contradice todo aquello en lo que creo”.

En octubre de 2018, Israel también determinó que una estadounidense podía quedarse en el país como estudiante de derecho después de que el Ministerio de Interior la acusara de apoyar al movimiento, mientras que Omar Shakir, estadounidense y defensor de Human Rights Watch, está apelando su deportación. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: