Gobierno de Israel afirma que todos en Gaza son objetivos de bombardeo

No hay barrios ni zonas inmunes a los ataques bélicos en la frontera con Palestina,
18 de mayo de 2021 07:49

El Gobierno de Israel ha afirmado este martes que "ninguna persona, área o barrio de Gaza es inmune", en medio de los bombardeos lanzados desde el 10 de mayo contra el enclave, en medio de un repunte de los combates que ha dejado más de 210 muertos en Gaza y doce víctimas mortales en Israel.

"Tenemos miles de objetivos para atacar y sólo se están acumulando", ha señalado el ministro de Defensa de Israel, en medio de los llamamientos internacionales a un alto el fuego. "El Ejército tiene muchos planes para seguir golpeando a Hamás", ha apuntado, según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

"Cualquiera que dispare contra nuestros ciudadanos está en nuestro punto de mira. Donde permitan el ascenso del terrorismo, crearemos objetivos", ha argüido, tal y como ha recogido 'Yedioth Ahronoth'. "Durante el último año, hemos ubicado miles de objetivos que se han convertido en cientos de expediciones operacionales y operaciones llevadas a cabo durante los últimos días", ha agregado.

Así, Gantz ha sostenido que "los combates no se detendrán hasta que se logre una calma completa y a largo plazo", antes de apuntar que "la comunidad internacional tiene que entender que fue el grupo terrorista Hamás el que abrió fuego y el que sigue disparando de forma indiscriminada contra poblaciones civiles".

En este sentido, el ministro de Defensa ha puntualizado que el grupo, que controla la Franja de Gaza, "tiene la responsabilidad y está pagando el precio". El Ejército israelí ha indicado durante la jornada que ha matado a más de 150 "terroristas" en sus bombardeos contra el enclave.

Por otra parte, Gantz, quien era jefe del Ejército durante la operación 'Margen Protector' en 2014, ha recalcado que las Fuerzas Armadas "están desplegadas y preparadas en todas las fronteras y desarticularán cualquier intento de dañar a los ciudadanos de Israel y a su soberanía", tras el disparo de varios proyectiles el lunes desde Líbano, si bien impactaron en territorio libanés.

Las autoridades gazacíes han confirmado la muerte de 213 personas, entre ellos 61 menores de edad, por los bombardeos contra el enclave. A esta cifra hay que sumar la muerte de más de 20 palestinos en Cisjordania en el marco de la represión de las últimas movilizaciones para condenar la ofensiva contra Gaza y los incidentes en Jerusalén.

Las tensiones aumentaron el 9 de mayo, cuando las fuerzas israelíes irrumpieron nuevamente en la Explanada de las Mezquitas --lugar conocido como Monte del Templo por los judíos-- y lanzaron gases lacrimógenos incluso en el interior de la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Tras ello, Hamás lanzó varios proyectiles contra Jerusalén y sus alrededores, lo que llevó a Israel a responder con una campaña de bombardeos contra el enclave, a la que las facciones palestinas han respondido incrementando sus disparo de cohetes, a pesar de los intentos de mediación de Egipto y otros países.

El recrudecimiento de los combates se ha visto además seguido por un aumento de los enfrentamientos entre judíos y musulmanes en varias ciudades de Israel y de Cisjordania, incluidas palizas e intentos de linchamiento, lo que ha hecho saltar las alarmas ante la posibilidad de un conflicto civil a gran escala.

Contenido externo patrocinado