Histórica despenalización de la homosexualidad en India

- 06 de septiembre de 2018 - 07:20
Los integrantes de la comunidad LGTB salieron a las calles de la India a celebrar la decisión del Tribunal. La bandera multicolor flameó en señal de triunfo.
Foto: AFP

El pleno del Tribunal Supremo falló a favor de eliminar las penas. Según el dictamen, las personas son libres de tener relaciones sexuales consensuadas.

El Tribunal Supremo de India despenalizó este jueves -6 de septiembre- la homosexualidad, al poner fin a una legislación de 1861 que castigaba los “actos contra natura” con prisión.

Se trató de un dictamen histórico, que convierte a India en el segundo país del sur de Asia en permitir las relaciones entre personas del mismo sexo.

“Soy quien soy. Así que aceptadme tal cual”, dijo en la sala el presidente del Supremo, Dipak Misra. Citó al escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe al leer parte del fallo.

Los cinco jueces de la sala, que decidieron pronunciar de manera individual sus sentencias, todas ellas en el mismo sentido, instaron a la igualdad de derechos de la comunidad LGTB (Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) para marcar un hito dentro de la conservadora sociedad india.

La sentencia reinterpreta el artículo 377 del Código Penal indio que castiga con hasta diez años las relaciones “contra natura”, una norma ambigua que afectó durante décadas a los homosexuales en ese país, quienes ahora ya pueden equiparar sus derechos a los del vecino Nepal.

La decisión judicial declaró que el artículo 377 que criminaliza actos sexuales consensuados de adultos en privado “viola los artículos 14, 15, 19 y 21 de la Constitución” que se refieren al ejercicio de la autodeterminación, la discriminación, la dignidad y las libertades de los ciudadanos.

El dictamen de la Justicia india llama a “decir adiós a las percepciones, los estereotipos y los prejuicios profundamente arraigados en la sociedad para marcar el comienzo de la inclusión”.

“Lo que la naturaleza da es natural”, sentenció Misra en su dictamen.

En 2013 el Supremo ratificó la validez del artículo 377, una antigua ley británica que data de la época victoriana, con más de 150 años de antigüedad y que ya había sido tumbada previamente en 2009 por la Corte Superior de Nueva Delhi, al considerarla inconstitucional.

La decisión inapelable de hoy no significa la derogación de la norma, que se mantiene para sancionar las relaciones no consensuadas o con animales, pero establece jurisprudencia sobre la penalización de la homosexualidad.

El activista y abogado Anand Grover, que impulsó la apelación en el Supremo, explicó que, de acuerdo con la sentencia, el artículo 377 “ha sido considerado inconstitucional” en lo que tiene que ver con las relaciones consensuadas en pareja.

“Si dos adultos tienen relaciones sexuales en privado, con consentimiento, sin importar el tipo de sexo, no es asunto del Estado”, dijo. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: