Incendios voraces en Grecia dejan 50 muertos entre ellos 26 en una casa

- 24 de julio de 2018 - 06:16
Los bomberos y otras fuerzas de seguridad y rescate seguían luchando el martes contra las llamas en Ática al tiempo que estallaban otros incendios en otras regiones griegas.
AFP

El país vive una ola de calor, con temperaturas de hasta 40 ºC, y según los servicios meteorológicos las condiciones seguirán siendo complicadas este martes.

El balance de los incendios voraces que han arrasado suburbios de Atenas subió repentinamente a 50 muertos después del hallazgo de 26 cuerpos carbonizados en una casa en Mati, al este del Ática.

Según este informe aún provisional, al menos 172 personas han resultado heridas, entre ellas 11 de gravedad.

Los cuerpos de las víctimas hallados en una casa estaban abrazados y carbonizados, según observó un fotógrafo de la AFP el martes en la mañana.

Al parecer no lograron llegar al mar que está muy cerca para protegerse del incendio, estimaron los bomberos tras indicar que el incendio se apaciguó en Ática pero que en Kineta, a unos 50 km al oeste de Atenas, seguía muy activo.

Casi todas las víctimas "murieron en las viviendas o en los autos", declaró el portavoz del gobierno griego Dimitris Tzanakopoulos.

Al menos cuatro personas fueron halladas muertas en el mar, adonde escaparon cuando el avance de las llamas obligó a los residentes a correr a las playas en pánico. Las autoridades portuarias, indicaron a la AFP que se trataba de tres mujeres y un niño.

El ministro del Interior Panos Skurletis indicó en la televisión pública ERT que las autoridades "siguen buscando si hay otros desaparecidos".
"El infierno de Dante", tituló el martes el diario Ta Nea (oposición centrista), "Ática en cenizas", resumía por su parte el diario de centro-izquierda Ethnos.

Nueve patrullas costeras, dos buques militares y docenas de barcos privados asistidos por helicópteros del ejército se movilizaron toda la noche para evacuar hacia el puerto de Rafina, cerca de Mati, a los residentes y los turistas que huyeron de las llamas en las playas y en el mar.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, redujo la duración de un viaje a Bosnia para regresar a su país a controlar la situación.

El primer ministro griego dijo estar "preocupado por el hecho de que estos focos se hubieran desencadenado en paralelo", lo que daba a entender que sospechaba que los fuegos podrían tener un origen criminal.

El portavoz del gobierno, Dimitris Tzanakopoulos, anunció también que España enviaría al país dos aviones, y Chipre un equipo de 60 bomberos. Grecia activó el mecanismo europeo de protección civil para obtener ayuda de sus socios.

Según el secretario general de Protección Civil, Yannis Kapakis, los incendios se vieron azotados por vientos de más de 100 km/h, una "situación extrema".

Los incendios también han provocado daños importantes en el norte de Europa, desde Noruega a Letonia y particularmente en Suecia, donde el calor y la sequía han detonado fuegos en bosques y praderas, además de vaciar las capas freáticas y reducir el nivel de agua de los grandes lagos.

En Suecia con más 25 incendios activos, según el servicio de protección civil MSB, se prevé que las temperaturas alcancen los 35 ºC esta semana.

Países como Francia, Italia y Alemania enviaron medios aéreos y terrestres, además de bomberos, para intentar sofocar las llamas en Suecia, donde las temperaturas veraniegas suelen rondar los 23 ºC.

Otros países del norte de Europa también luchan contra los incendios forestales, mientras las temperaturas no parece que vayan a bajar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: