Los incendios son sofocados en la Chiquitania

- 29 de agosto de 2019 - 00:00
Soldados bolivianos aplacan un incendio en la región de la Chiquitania, en el departamento de Santa Cruz.
Foto: EFE

Dos helicópteros peruanos y 4.000 personas colaboran en operativo para aplacar las llamas en la Amazonía boliviana. Policía halla bidones de gasolina y neumáticos.

Noticias relacionadas

Los dos helicópteros MI-171SH con sistema Bambi Bucket de la Fuerza Aérea de Perú llegaron a territorio boliviano para unirse al operativo para contrarrestar los incendios en la Chiquitania, en la Amazonía boliviana.

El embajador boliviano, Gustavo Rodríguez, destacó la solidaridad del Gobierno de Perú ante el desastre ambiental que afecta a Bolivia y precisó que la capacidad de carga de cada helicóptero es de 3.500 litros de agua.

El incendio en la Chiquitania moviliza a 4.000 personas que luchan contra el fuego por tierra, por aire con aeronaves pequeñas y el avión cisterna “Supertanker”, contratado por el Gobierno que invierte $ 5 millones para enfrentar la emergencia.

Con los operativos para aplacar las llamas, los focos de incendio se redujeron de más de 8.000 a 162 en la Chiquitania, afirmó el presidente boliviano, Evo Morales. 

El gobernante hizo un llamamiento a jóvenes, ambientalistas y organizaciones sociales a implementar un plan de recuperación a favor de los pobladores de esa zona, donde las llamas consumieron más de 750.000 hectáreas de bosque, pastizales y cultivos en tres semanas.

La Policía regional halló bidones con combustible y llantas quemadas en la zona de los incendios forestales. El comandante Freddy Zabaleta mencionó que esto representa evidencias de que los incendios fueron provocados por el hombre.

La Fundación Amigos de la Naturaleza estima que este año se quemó una superficie de cerca de 1,8 millones de hectáreas en Bolivia.

La mayor parte de la superficie destruida se concentra en el departamento de Santa Cruz, con más de un millón de hectáreas (1’095.672), igual al 61% del total, seguido de Beni, con 640.000 hectáreas.

Además, 1.200 especies que habitan en el bosque seco chiquitano son amenazadas por los incendios, que afectan principalmente la Amazonía brasileña desde el 10 de agosto. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: