Incendios arrasan 1.000 millones de animales en Australia

09 de enero de 2020 00:00

Los terribles incendios que asolan a Australia afectan gravemente la vida silvestre. Según los expertos, el número de animales muertos durante esta catástrofe podría superar los 1.000 millones.

Hace unos días se afirmaba que podrían ser en torno a 480 millones los animales que perdieron la vida en los incendios en Australia, pero Chris Dickman, un ecologista de la Universidad de Sídney, sostiene que esa cifra es conservadora y solo incluía los animales muertos en el estado de Nueva Gales del Sur.

En declaraciones a Huffington Post, Dickman señaló que “los datos originales (480 millones) incluían mamíferos, aves y reptiles para los que tenemos densidades, y esa cifra ahora está un poco desfasada. Son más de 800 millones teniendo en cuenta la extensión de los incendios, solo en Nueva Gales del Sur”.

Así, a esta cifra hay que sumar murciélagos, ranas o invertebrados y los animales muertos en otros estados del país, como Queensland, Territorio del Norte, Australia Occidental, Australia Meridional y Victoria.

Dickman estimó que la cifra de animales sin vida superaría los 1.000 millones.

El científico ambiental del World Wildlife Fund Australia, Stuart Blanch, confirmó estas estimaciones y reiteró que, dada la expansión de los incendios, 1.000 millones puede resultar hasta una modesta suposición.

Además, el Gobierno ordenó que francotiradores mataran desde helicópteros a 10.000 camellos salvajes que se acercan a pueblos en el interior del país en busca de agua, lo que pone en riesgo a sus habitantes.

Australia sufrió el año más caluroso y seco de su historia en 2019, con medias nacionales por encima de los 40º C, lo que provocó incendios forestales devastadores que consumen regiones del país, y provoca escasez de agua en muchas comunidades.

Los expertos concluyen que es probable que la situación empeore en el futuro. Y alertan que en un contexto de calentamiento global y de mayor sequedad, la crisis que atraviesa Australia se antoja como un preludio funesto de las catástrofes venideras. (I)

Bomberos combaten las llamas en el estado de Victoria, donde se registra la muerte de miles de mamíferos y aves. Se reporta la pérdida de ganado.
Foto: Europa Press
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado