El mundo, conmocionado al ver arder la catedral Notre Dame de París

- 15 de abril de 2019 - 23:32
Imagen tomada por un drone de la Policía francesa.
Foto: Twitter @alex_fremont

El presidente francés, Emmanuel Macron, consideró que "lo peor se ha evitado" en el incendio de la catedral de Notre Dame de París, aunque recordó que "la batalla todavía no se ha ganado totalmente". 

Macron agradeció a los bomberos  que demostraron "extrema valentía", un gran profesionalismo y determinación. "Casi 500 de ellos han combatido las llamas y lo harán durante varios días más". 

"Notre Dame es nuestra historia, nuestra literatura. Es el epicentro de nuestra vida (...) Son tantos libros, algunas pinturas. Es la catedral de todos los franceses, incluso de aquellos que nunca han estado allí. Esta historia es nuestra", apuntó un conmovido Macron. 

En declaraciones a la prensa, el jefe de Estado proclamó que su intención es "reconstruir Notre Dame todos juntos", y anunció que se lanzará una campaña de recolección de fondos, tanto en Francia como en el extranjero, para ese proyecto. 

"Llamaremos a los mejores talentos y reconstruiremos a Notre Dame, porque eso es lo que esperan los franceses, porque eso es lo que merece nuestra historia", dijo.

Algunas de las obras no estaban en el edificio al momento del incendio, según la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. Dieciséis estatuas fueron retiradas de la aguja el 11 de abril para ser restauradas. 

El secretario de Estado francés del Interior, Laurent Nunez, rechazó las críticas propagadas por las redes sociales por la no utilización de helicópteros o aviones para sofocar el fuego.


"El lanzamiento de agua desde el aire habría sido extremadamente peligroso, frente a lo dicho en redes sociales", aseguró el alto cargo, en aparente alusión a un tuit del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que se preguntó por qué no se estaban empleando aviones cisterna en las labores de extinción.

El jefe del dispositivo de bomberos que trata de apagar el fuego, Jean-Claude Gallet, explicó que hay al menos un herido grave entre los miembros de su equipo.

"Vamos a necesitar varias horas para que la estructura se enfríe y se evite el derrumbe, pero podemos decir que la estructura se ha salvado", señaló Gallet, quien explicó que dos terceras partes del tejado se han visto dañadas por las llamas.

Al mismo tiempo, el bombero relató que están tratando de poner a salvo el mayor número de obras de arte de la catedral, aunque resulta muy complicado por el humo y por que no dejan de desprenderse fragmentos desde la cubierta. 

 

 En las labores de extinción del incendio participan 400 bomberos y hay 18 cañones de agua y medios aéreos y acuáticos desde el cercano río Sena.

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, manifestó que la tristeza del pueblo francés "está más allá de las palabras, pero todavía estamos en la lucha".

"Esta noche los bomberos están luchando, heroicos, contra el fuego, para preservar lo que se pueda", apuntó el funcionario. 

El incendio inició alrededor de las 18:50 locales (11:50 de Ecuador). Las llamas salían sobre todo de la aguja central del templo, que finalmente se derrumbó devorada por el fuego. 

La policía acordonó la zona y desalojó a los numerosos turistas que se encontraban dentro de la catedral. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, invitó a ciudadanos y visitantes a "respetar el perímetro de seguridad", mientras los bomberos hacen su trabajo. 

El fuego ha afectado a buena parte del tejado del templo gótico, especialmente el armazón que lo sostiene.

 Según las primeras informaciones aportadas, el siniestro puede estar ligado a las obras de restauración que se efectuaban en el tejado.


Decenas de personas en la orilla del río Sena observan la columna de humo y las llamas que consumen la catedral de Notre Dame. Foto: EFE

El presidente francés, Emmanuel Macron, que debía pronunciar esta noche una alocución televisada, la pospuso por el incendio y se trasladó al lugar.

Otros miembros de su Gobierno, entre ellos la ministra de Defensa, Florence Parly, el titular de Cultura, Franck Riester, y el secretario de Estado de Interior, Laurent Núñez, se trasladaron igualmente al puesto de mando desde donde se supervisan las operaciones.

Las autoridades informaron sobre una misión especial para tratar de salvar todas las obras de arte en el interior de la catedral. 

La Unesco indicó que está vigilando de cerca la situación y "está del lado de Francia para salvaguardar y restaurar esta herencia invaluable".

Mientras la Fiscalía de París anunció la apertura de una investigación para determinar las circunstancias del incendio, a cargo de la Policía Judicial.

Varias han sido las reacciones en el mundo ante esta tragedia. El presidente ecuatoriano Lenín Moreno lamentó que se esté perdiendo un tesoro, una página de la cultura mundial. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: