Humala marca distancia de la Alba

25 de abril de 2011 - 14:41

El candidato presidencial peruano Ollanta Humala dijo hoy que en caso de ganar el duelo electoral contra Keiko Fujimori el 5 de junio, se propone reforzar las relaciones de Perú con Brasil, Chile y Estados Unidos, así como afianzar la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Sin embargo, descartó que tenga la menor intención de incluir a su país dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), formada por Cuba, Bolivia, Venezuela, Nicaragua y otros países con los que Humala dio señales de acercamiento en el pasado.

"No es nuestra intención entrar al ALBA u otro mecanismo en este momento, sino afirmarnos en un proceso de integración más integral como es Unasur, y consolidar la Comunidad Andina", dijo en una entrevista con Efe.

Con respecto a Chile dijo que piensa trabajar con la Cancillería peruana "para afianzar las relaciones" que, según dijo, deben basarse en la reciprocidad y el cuidado de los intereses nacionales.

"No soy antichileno, soy bien peruano, nada más", acotó este militar retirado de 47 años que obtuvo un 31,6 % de los votos en la primera vuelta (10 de abril) y que se disputará la Presidencia el 5 de junio con Keiko Fujimoiri, hija del expresidente Alberto Fujimori, la cual logró un 23,5 %.

Se reafirmó en la necesidad de que Chile pida disculpas por su política en el pasado, porque no se puede "negociar con la dignidad, pero eso no implica que las relaciones vayan a empeorar".

"Tenemos que resolver los problemas históricos y mejorar las relaciones internacionales" con el vecino del sur, subrayó.

Humala ha afirmado en varias ocasiones que Chile debería pedir perdón por la Guerra del Pacífico de 1879, por practicar el espionaje en Perú en dos ocasiones en los últimos años y por vender armas a Ecuador cuando en 1995 libró la llamada "Guerra del Cenepa" contra Perú, siendo entonces Chile país garante.

Con respecto a Brasil, al que suele citar en los últimos meses como "un modelo exitoso", volvió a mostrar su reconocimiento a los logros de los últimos gobiernos brasileños y se dijo partidario de "una sinergia de integración regional", pero protegiendo los intereses de Perú.

Perú -subrayó- debe diversificar su economía, con especial énfasis en la agricultura y la agroindustria, la ganadería y el turismo, de modo que "cuando pasen los capitales brasileños encuentren las condiciones para formar socios con capitales peruanos, pues de lo contrario la tendencia va a ser comprar el Perú, que está barato", reflexionó.

En cuanto a Estados Unidos, lo calificó en dos ocasiones de "país hermano", y añadió que es "tan americano como nosotros" y "uno de los socios más importantes que tiene Perú en materia económica y comercial".

La relación peruano-estadounidense entre mediatizada por las políticas de erradicación de hoja de coca que promueve EE.UU., a las que hasta ahora se ha opuesto frontalmente el Partido Nacionalista de Humala.

El candidato precisó que "no basta con erradicar cultivos de hoja de coca, tiene que haber un proceso de formalización de agricultores que se dedican a ese monocultivo, a través de alternativas económicas que ahora no tienen", pero insistió en que "toda colaboración que venga de países hermanos, y particularmente de Estados Unidos, es bienvenida".

Por último, criticó veladamente la "cumbre de integración profunda" que el presidente Alan García ha convocado el próximo jueves en Lima con sus pares de México, Colombia y Chile, al detectar en la convocatoria razones "ideológicas".

"Creo mucho en la integración regional de Latinoamérica, pero los alineamientos por procesos de integración no se deben basar en temas ideológicos, sino concretos, de resolución concreta de problemas regionales, inclusión social, lucha contra la pobreza y el narcotráfico", concluyó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: