Hondureño se declaró culpable de lavar dinero de sobornos de la Seguridad Social

28 de junio de 2018 17:44

El hondureño acusado de lavar 1,3 millones de dólares procedente de sobornos a su hermano, el exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) Mario Zelaya, se declaró este jueves 28 de junio culpable de los cargos que se le imputan.

Carlos Zelaya, de 47 años, reconoció ser el autor de un delito de conspiración para blanquear dinero por una cantidad superior al millón de dólares, que procedía de los sobornos aceptados por su pariente, quien se encuentra en prisión por un desfalco millonario en su país, según un comunicado del Departamento de Justicia.

El autor confeso, residente en Nueva Orleans, en el estado de Luisiana, se encargó de recibir los fondos procedentes de dos empresarios del país centroamericano que iban destinados a su hermano Mario.

Entonces, ese dinero, también procedente de apropiaciones indebidas de su hermano, fue lavado en la ciudad de Luisiana por Carlos Zelaya a través de transferencias internacionales y fueron empleadas para adquisiciones inmobiliarias, entre las que se encontraban propiedades comerciales.

Tras haber sido demandado, Zelaya continuó recolectando y gastando las cuantías obtenidas con los alquileres de los inmuebles, a pesar de que un juez federal ya le había ordenado que no lo hiciera a la espera de resolver la denuncia.

Como parte de la declaración de culpabilidad, Carlos Zelaya también aceptó ofrecer sus propiedades.
La condena a Zelaya, que fue detenido el pasado mayo, se espera el próximo 3 de octubre, tal y como indicó el Departamento de Justicia.

El caso del desfalco al Seguro Social hondureño, descubierto en 2014, salpica a los últimos tres Gobiernos, a empresarios, políticos, periodistas y modelos, y ha provocado el encarcelamiento de Mario Zelaya junto a dos exviceministros y otras cinco personas. (I)