Un hijo da sepultura a su padre, víctima del genocidio de Srebrenica

- 12 de julio de 2020 - 00:00
Familiares de víctimas del genocidio de Srebrenica visitan el monumento conmemorativo en Potocari, al este de Bosnia.
Anadoku

Bosnia y Herzegovina conmemoró el 25° aniversario de la masacre en el que más de 8.000 hombres y niños musulmanes bosnios fueron asesinados por las fuerzas serbias de Bosnia que atacaron la ciudad en julio de 1995.

Fikret Pezic enterró este 11 de julio a su padre, Hasan, asesinado en 1995 durante la masacre de Srebrenica, en Bosnia y Herzegovina. Mientras tanto Omer Majstorovic sigue sin encontrar los restos mortales de su padre, 25 años después del genocidio.

Pezic es el hijo de la víctima con más edad, 70 años, que fue sepultado en el cementerio de Potocari, ubicado en una aldea al este del país balcánico, cerca de la ciudad de Srebrenica, donde se realizó una oración y una ceremonia fúnebre para enterrar a otras ocho víctimas cuyos cuerpos se identificaron recientemente.

Pezic cuenta que en 1999 encontraron los primeros restos de su padre dentro de una fosa común en la localidad de Kozluk. “Al cabo de 25 años pudimos encontrar el resto de su cuerpo. Hemos esperado este día 25 años. Ahora podremos visitarlo en su tumba”, comenta.

El hijo relata que su padre se refugió en la base de los soldados holandeses desplegados en el país bajo la bandera de las Naciones Unidas, y que la última vez que lo vio fue al subirse a un autobús para ir a la zona controlada por los soldados bosnios.

Antes de que los serbios tomasen el control del municipio de Vlasenica, Pezic y su familia abandonaron Srebrenica. “Tres días después recibí una llamada telefónica. Supimos que los serbios se llevaron a la gente a campos de prisioneros. Esa fue la última vez que hablé con mi padre. No me podía imaginar que no volveríamos a vernos, que nos ocurriría lo que nos pasó”, explica Pezic.

Él desea que nunca jamás nadie tenga que pasar por lo que les sucedió a ellos en esos días de guerra. Su dolor aún es profundo.

Un total de 6.696 víctimas yacen enterradas en el campo de conmemoración del Genocidio de Srebrenica en Potocari, al este de Bosnia.

Por su parte, Majstorovic asegura no haber podido encontrar ni el menor rastro de su padre en los últimos 25 años.
Majstorovic era Imam en una de las mezquitas de Srebrenica cuando ocurrió la masacre y a parte de su padre perdió a otros familiares. En este acto conmemorativo por el 25 aniversario enterró a su cuñado Zuhdija Avdagic.
A lo único que se aferra Majstorovic con la memoria de su padre es una fotografía que encontró en el archivo del ayuntamiento. “Es el único recuerdo que tengo de él. No tenía más fotografías”, afirma Majstorovic.

El Imam recuerda que su padre intentaba ir de Srebrenica al municipio de Tuzla, pero que por el camino se perdió en el bosque y desde entonces su familia no ha sabido nada de él.

El 11 de julio de 1995, cinco meses antes del final de la guerra, las fuerzas serbias de Bosnia se apoderaron de Srebrenica, una “zona protegida” de Naciones Unidas, y en tres días masacraron a más de 8.000 hombres y adolescentes bosnios (musulmanes).

En aquel entonces el líder político serbobosnio era Radovan Karadzic y el jefe militar, Ratko Mladic. La justicia internacional los condenó a cadena perpetua, sobre todo por la masacre de Srebrenica y el asedio de Sarajevo.

El Consejo de Seguridad de la ONU declaró a Srebrenica como “área segura” en la primavera de 1993. Sin embargo, las tropas serbias dirigidas por el general Mladic, que ahora enfrenta cargos de genocidio en La Haya, invadieron la zona de la ONU.

Al día de hoy se han encontrado casi 6.700 víctimas de la masacre en más de 80 fosas comunes y se han identificado. La mayoría están enterradas en el cementerio del Monumento del Genocidio.

La matanza de Srebrenica es el único episodio de la guerra bosnia (100.000 muertos) calificado de acto de genocidio por la justicia internacional. Pero los dirigentes políticos serbobosnios siguen restándole importancia. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP