Guardianes iraníes acusan a la inteligencia de EE.UU. de atentado que dejó 20 muertos

- 13 de febrero de 2019 - 13:32
Lugar en el que se produjo ek atentado suicida contra un autobús en Khash (Irán).
Foto: EFE

El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución de Irán acusó a terroristas suníes y a "mercenarios de los servicios de inteligencia" de Estados Unidos del atentado contra sus efectivos que causó el miércoles 13 de febrero 20 muertos y 20 heridos.

"Los terroristas takfiri y los mercenarios de los servicios de inteligencia dependientes del régimen de la dominación y la arrogancia (EEUU) efectuaron un atentado suicida contra los guerreros valientes del islam para amargar el aliento de la nación de Irán", indicaron en un comunicado.

La nota precisó que el suicida hizo estallar un vehículo cargado con explosivos junto al autobús que transportaba a los miembros de los Guardianes que habían completado su misión en zonas fronterizas y se dirigían a sus casas.

El atentado terrorista tuvo lugar en la zona de Chanali, en la carretera que comunica las localidades de Jash y Zahedan, en la provincia suroriental de Sistán y Baluchistán.

Según varios medios iraníes, el grupo extremista Yeish al Adl reivindicó el atentado contra los Guardianes.

Los Guardianes incidieron en que el ataque se produjo "tras la gran derrota propinada a la arrogancia mundial por el pueblo noble y heroico de Irán en las celebraciones del cuadragésimo aniversario de la Revolución Islámica".

Irán celebró hace dos días con multitudinarias marchas el 40 aniversario del triunfo de la Revolución Islámica, que depuso a la monarquía del Sha Mohamad Reza Pahlaví e instauró un régimen teocrático en el país opuesto a EEUU.

Sistán y Baluchistán, fronteriza con Pakistán, es una provincia que ha sido escenario de varios atentados recientes llevados a cabo por extremistas suníes.

El pasado día 2, un miembro del Cuerpo de los Guardianes murió y cinco resultaron heridos en un atentado en una base en la ciudad de Nik Shahr, mientras que el pasado diciembre dos personas fallecieron y cuatro sufrieron heridas al explotar un coche bomba contra una sede de la Policía en la ciudad portuaria de Chabahar.

Los Guardianes de la Revolución, junto al Ejército, ya fueron el blanco de un grave atentado el pasado septiembre que causó 24 muertos y 60 heridos durante un desfile militar en la ciudad de Ahvaz (oeste). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: