Los países que han registrado un crecimiento económico deberán contribuir más al presupuesto de la comunidad

Gran Bretaña se niega a pagar factura de UE

- 28 de octubre de 2014 - 00:00
El primer ministro británico, David Cameron, durante una conferencia al final de la cumbre de UE en Bruselas. Foto: AFP

Los países que han registrado un crecimiento económico deberán contribuir más al presupuesto de la comunidad

Gran Bretaña quedó más cerca de abandonar definitivamente la Unión Europea (UE) luego de ser obligado a pagar a Bruselas 1.700 millones de libras esterlinas adicionales ($ 2.740 millones) tras una revisión de las aportaciones nacionales al presupuesto del bloque comunitario.

El primer ministro, David Cameron, quien había prometido convocar a un referéndum sobre la membresía británica en la UE para 2017 si su Partido Conservador gana por mayoría los comicios generales de mayo próximo, calificó el pedido de pago como “totalmente inaceptable”.

“Es inaceptable. No voy a pagar esa cuenta el 1 de diciembre”, se quejó airadamente Cameron, en referencia a la fecha límite de pago fijada por Bruselas.

Con rostro crispado y furioso, el primer ministro dijo que el pago le costará a cada familia británica al menos 65 libras esterlinas ($ 105).

El jefe del Gobierno admitió que se trata de un “nuevo insulto” al erario británico, dando a entender que el país podría abandonar la UE.

La modificación al aporte de cada país europeo al presupuesto del bloque, comunicada hace una semana a las capitales, corrige las aportaciones para 2015 en función del desempeño económico de cada Estado, de tal forma que los países que baten sus previsiones deben abonar la parte correspondiente al incremento de su PIB.

Además del Reino Unido, que ha registrado en los últimos meses el mayor crecimiento económico entre los países de la UE, otras naciones del bloque deberán contribuir más al presupuesto de la UE, entre ellas Italia, Holanda, Grecia y Malta.

Esas naciones fueron informadas que deben contribuir más porque sus economías rindieron mejor que lo pronosticado entre 1995 y 2013.

En el lado opuesto, los Ejecutivos de Francia (que recuperará $ 1.287 millones); Alemania ($ 988) y España ($ 214) han defendido la revisión de las aportaciones al presupuesto común.

Tras la polémica, crecieron los pedidos dentro del Reino Unido para que el país abandone lo antes posible al bloque comunitario, una medida que tendría consecuencias profundas, tanto para el país como para el resto del bloque.

En ese sentido, el jefe del euroescéptico Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, afirmó que Cameron “está en un verdadero problema político”.

“Claro que es terrible como se han comportado las autoridades europeas, pero así funciona la UE”, dijo Farage, quien fue uno de los principales ganadores en las elecciones europeas y municipales de Inglaterra y Gales en mayo pasado.

“Cameron está en una posición muy débil y no puede hacer nada al respecto. Él ha sido empujado en una posición en la que, a menos que adelante la fecha del referéndum, se verá más complicado”, agregó.

Por su parte, el legislador conservador Bill Cash pidió a la Comisión Parlamentaria de Escrutinio Europeo por una reunión de emergencia para discutir el asunto. “Espero que aparezca algún funcionario del Tesoro y explique al Parlamento desde cuándo el Gobierno sabía sobre este aumento a las contribuciones presupuestarias, qué se hizo al respecto y cuál será la acción inmediata que planea tomar”, manifestó.

En ese sentido, el europarlamentario conservador Daniel Hannan indicó que la polémica ayudará a su campaña para que Gran Bretaña abandone la UE. “La Unión Europea está haciendo un mejor trabajo que todos los británicos euroescépticos juntos a la hora de convencernos para abandonar el bloque”, destacó el eurodiputado inglés.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: