George Weah, el Balón de Oro africano que presidirá Liberia

- 28 de diciembre de 2017 - 13:15
En su segundo intento, el exfutbolista George Weah ganó la presidencia de Liberia. La primera ocasión fue en 2005.
Agencia AFP

El exfutbolista y ahora político liberiano sucederá en el poder a Ellen Jonhson-Sirleaf. Este será el primer traspaso de poderes en el país africano entre dos presidentes elegidos democráticamente en 73 años.

El único africano ganador de un Balón de Oro, el exfutbolista George Weah, será el presidente de Liberia, con el 98 por ciento de los votos escrutados de la segunda vuelta de las elecciones celebrada el martes.

Según los resultados provisionales anunciados hoy por la Comisión Electoral Nacional (NEC) del país, Weah, del Congreso por el Cambio Democrático (CCD), obtuvo el 61,5% de lo votos frente al 38,7% del actual vicepresidente del país, Joseph Boakai, del Partido de la Unidad (PU).

Con la mira puesta en la presidencia 
Los grandes goleadores no se vienen abajo por fallar un tanto importante, y siempre siguen intentándolo. George Weah no parece una excepción: el único Balón de Oro africano (1995) es el nuevo presidente de Liberia, tras perder las eleccions en 2005.

El exfutbolista, de 51 años, se enfrentó como representante del Congreso por el Cambio Democrático (CCD) en las urnas al actual vicepresidente, Joseph Boakai (Partido por la Unidad, PU).

La actual presidenta, Ellen Jonhson-Sirleaf, venció en la segunda vuelta de unos comicios, los de 2005, que Weah consideró "fraudulentos" tras denunciar una votación que "fue de todo menos democrática, libre y transparente".

Finalmente, aceptó el resultado tras las reiteradas peticiones de la comunidad internacional, que quería evitar una nueva crisis en Liberia.

Esto no le quitó las ganas de seguir en política: en las elecciones de 2011, Weah, que sopesaba volver a presentarse a la presidencia, finalmente lo hizo como número dos de Winston Tubman, sobrino de William Tubman, el presidente más longevo del país (1944-1971), aunque resultó perdedor una vez más.

El considerado por la FIFA como mejor jugador africano del siglo XX es actualmente senador por la circunscripción de Montserrado, en la que ganó con un 78 % de los votos ante el hijo de la presidenta, Robert Sirleaf.

En la primera vuelta de las elecciones, Weah venció en 11 de los 15 condados del país, incluyendo el de Montserrado, el más poblado.

En su época como futbolista brilló especialmente en los años 90, en equipos como el Mónaco o el París Saint-Germain en Francia y el Milan en Italia. Además se convirtió en un ídolo para los liberianos, para cuya selección marcó 22 goles en 60 partidos.

Acompañado de su número dos en la candidatura, la exprimera dama Jewel Taylor, ha prometido a lo largo de su campaña educación gratuita desde la guardería al instituto y acelerar la creación de empleo.

En el campo rival, el PU de Boakai tiene argumentos para pedir la reelección: desde que llegó al poder hace 11 años, el país ha aumentado su PIB en un 248 %, pasando de 604 a 2.101 millones de dólares, una mejora económica que ha repercutido en la esperanza de vida, que ha avanzado desde los 56 años hasta los 62.

No obstante, desde la crisis del ébola que en 2014 mató casi 5.000 personas, la economía se ha visto afectada, y 2016 finalizó con un decrecimiento del 1,6 % del PIB.

Este será el primer traspaso de poderes en Liberia entre dos presidentes elegidos democráticamente en 73 años. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: